Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

¿No estás conforme con tu estatura? De esta manera puedes crecer hasta 8 centímetros

Este innovador procedimiento llegó recientemente a Latinoamérica y viene a reemplazar a otras técnicas más incómodas y dolorosas.

Desde siempre la estatura ha sido un tema que genera complejos en las personas, más aún cuando se trata de una talla menor. Ser más bajo que el promedio es, sobre todo para los hombres, un problema mayúsculo.

La baja estatura afecta psicológicamente. Los problemas más frecuentes son timidez, retracción social, dificultad en relaciones interpersonales y autoestima, auto percepción e incluso hay quienes se aíslan socialmente. Esto ha dado como resultado una serie de alternativas para crecer, publica La Tercera.

shutterstock_551672866

Hay desde plantillas para zapatos -que permiten verse 7 cm más alto- a cirugías de alargamiento de huesos. Las intervenciones quirúrgicas han evolucionado desde los fijadores externos a un nuevo mecanismo que trabaja con un clavo e imanes y que permite hacerlo internamente, a control remoto, una técnica que llegó recientemente a Latinoamérica.

shutterstock_553781284

La primera cirugía realizada con un clavo llamado Precice se hizo hace una semana en una clínica de Chile. Alejandro Baar, traumatólogo especialista en alargamiento y reconstrucción de extremidades, lideró la intervención que -en cerca de 90 minutos por pierna- instaló el dispositivo en el fémur de un adolescente, que en 80 días debería crecer 8 cm. Y lo mejor, las cicatrices son mínimas.

“El propio paciente se lleva el control remoto y lo aplica por su cuenta. Cada vez que lo aplique se alarga cierta cantidad, según las condiciones de cada paciente y lo programado por el médico. La idea es alargar un milímetro al día”, explica el especialista.

shutterstock_552863860

Con el tiempo, el espacio provocado por el estiramiento se regenera y el hueso se ve normal. No hay límite de edad para la intervención, pues mientras más joven, menos problemas de regeneración, incluso es posible en adultos mayores, aunque no es lo más recomendable.

Aunque existen dos razones que pueden excluir pacientes de esta intervención: el estado psicológico y el precio de la cirugía. El alargamiento está pensado para rehabilitación pero también puede realizarse por razones estéticas, por lo que la evaluación psicológica es clave para verificar si la intervención realmente ayudará.

shutterstock_485342614

La segunda excluyente es el valor del procedimiento. Sólo el clavo cuesta 19.600 dólares, al que hay que sumarle los gastos médicos y de la intervención.

Fotos: Shutterstock.

pixel