Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

No es una alucinación: antes de morir se puede ver la vida pasar delante de los ojos

Al igual como ocurre en las películas, durante los últimos segundos de vida, es posible visualizar algunos de los momentos más importantes o emocionantes que enfrentamos.

Un estudio de la Universidad de Hadassah, en Jerusalén, Israel, comprobó que justo antes de morir sí es posible “ver pasar la vida delante de los ojos”, en un especie de secuencia, tal como ocurre en las películas de Hollywood.

En esa línea, el estudio determinó que las LREs -por su abreviación en inglés de Life Review Experiences- son posibles y no se originan producto de alucinaciones o sueños profundos.

tunel

Para llegar a dicha conclusión, los científicos reunieron a siete personas que afirmaron haber tenido un LRE. Se les hizo una entrevista en profundidad a cada uno y se logró obtener un sustento estadístico y neurológico de que efectivamente las LREs son posibles, según indica el sitio Infobae.

El equipo de investigación descubrió que todas las historias tenían diversos elementos en común y, en la mayoría de los casos, los recuerdos no se dieron de forma cronológica, sino de manera aleatoria. También llegaron a la conclusión de que las LREs incorporaban experiencias emocionales que involucraban a la propia persona o a sus familiares.

Los resultados fueron publicados en la revista Consciousness and Cognition, en donde se incluyeron algunos de los testimonios de las personas que fueron parte del estudio.

“No hay una progresión lineal, hay falta de límites de tiempo. Fue como estar allí durante siglos. Yo no estaba en el tiempo/espacio, por lo que no puedo responder esa pregunta. Un momento, y mil años… ambos y ninguno. Todo ocurrió de una vez, o algunas experiencias dentro de mi revisión cercana a la muerte estaban sucediendo al mismo tiempo que otras, aunque mi mente las separa en diferentes eventos”, señaló uno de los participantes.

tune dos

Otro de los entrevistados precisó que “podía ir individualmente a cada persona y sentir el dolor que tenían en sus vidas. Se me permitió ver esa parte de ellos y experimentar por mí mismo lo que sentían”.

Para tener conocimiento sobre qué ocurre con el cerebro en el momento de las LREs, el equipo encabezado por Judith Kayz realizó una encuesta respecto a los elementos en común que se habían identificado en las LREs, y se los presentó a un grupo de voluntarios online, que nunca había tenido uno.

El resultado fue sorprendente: muchos de los elementos identificados eran también puntos que experimenta la mayoría de las personas en otros momentos, como el déjà vu o el arrepentimiento.

“Estos resultados sugieren que el fenómeno LRE se basa en una alteración de un mecanismo neurocognitivo común compartido por la población general y saludable”, reflexionaron.

Lo anterior quiere decir que cuando se recibe este tipo de secuencia, no es el cerebro el que reacciona por la amenaza de muerte, sino que es solo una versión “superconcentrada” de procesos mentales que ocurren todos los días.

Fotos: Shutterstock

pixel