Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

No cepillarte los dientes es mucho peor que tener par de caries por esta razón

Desde niños nos enseñan que debemos cepillarnos todos los días y visitar al dentista al menos una vez al año. Técnicamente, deberíamos usar hilo dental al menos una vez al día e irnos a dormir con la boca impecable.

Pero además de la prevención de caries, cepillarse los dientes te mantiene saludable de otras maneras. Aquí hay cinco cosas que suceden cuando no te cepillas los dientes.

1. Te estresas

Así es... te estresas.

Las personas con dificultades para manejar el estrés que piensan que es un trabajo de alta presión pueden ser susceptibles a más caries que los que llevan una vida más tranquila. Ya se trate, que el estrés genera el deterioro de la boca o que la mala higiene bucal contribuya a la inflamación y exacerbe el malestar psicológico no está del todo claro. Ten en cuenta que el cuidado de sus dientes es una manera de manejar el estrés durante un día agitado.

2. Diabetes

Atentos con la diabetes.

Un día sin cepillarte los dientes no te hará un diabético. Sin embargo, la sequedad en la boca y los altos niveles de bacterias pueden exacerbar las condiciones ya presentes, como la diabetes. Si estás en riesgo, es aconsejable llevar un poco de hilo dental y goma de mascar sin azúcar en tu bolso, para eliminar cualquier molécula en la boca que contribuya a los problemas con la regulación de azúcar en la sangre.

3. Problemas cognitivos

Puedes tener problemas cognitivos.

A veces eso es difícil de recordar.

Los estudios demuestran que las enfermedades de las encías causada por una mala higiene oral, aumentan el riesgo de enfermedad de Alzheimer y otros problemas cognitivos más tarde en la vida.

4. Osteoporosis

Atento con tus huesos.

Mantener los dientes y la lengua sana ayuda a mantener el esqueleto fuerte. Bueno, la parte que está en la boca, por lo menos. El exceso de bacterias entre tus mejillas puede afectar los tejidos que sostienen los dientes en su lugar, además de debilitar el sistema inmunológico del cuerpo por ingestión constante. La pérdida de hueso (también conocido como la osteoporosis) que acompaña a la vejez u otros problemas de salud también se han relacionado con una mala salud oral.

5. Enfermedades del corazón

Cuida el tuyo.

Más bacterias en la boca pueden crear un cultivo para los patógenos vinculados a la acumulación de placa en las arterias. La llamada placa arterial aumenta el riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Cepíllate para reducir tus probabilidades.

¿Ya entraste en pánico?¿Crees que tienes todos lo anteriormente mencionado?

No te asustes y haz algo.

Calma, evitar esto es bastante simple:

  • Usa el hilo dental una vez al día, preferiblemente antes de acostarse para sacar los restos de comida molestos que pueden generar caries entre los dientes.
  • Cepíllate dos veces al día, idealmente durante dos minutos.
  • Utiliza enjuague bucal cuando puedas.
  • Reemplaza tu cepillo de dientes cada tres o cuatro meses y no lo compartas (¿quién hace eso?).
  • Si todo lo demás falla, goma de mascar sin azúcar. Las personas que mastican chicle tienden a tener un menor número de cavidades, menos placa y los dientes más fuertes.
  • Y si el chicle falla: ¡Sonríe! Al parecer, las personas que son más felices y más satisfechos con sus vidas son más propensos a tener una buena salud oral.

Comer goma de mascar siempre ayuda.

Unos cuantos minutos cada día, para la salud oral, es una forma muy fácil de aumentar tu bienestar físico, emocional y estético.