Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Mujer podría terminar en prisión por vender comida a través de Facebook

Una complicada situación está enfrentando una mujer que no pensó en las consecuencias de vender comida casera a través de las redes sociales, como muchas personas lo hacen. 

Mariza Ruelas es una latina radicada en California, Estados Unidos, tiene 37 años y es madre de seis hijos. En el 2014 se unió a un grupo de Facebook en que se compartían recetas de cocina y algunos de sus miembros vendían sus mejores platos de manera delivery.

La especialidad de Mariza era el ceviche, por lo que decidió vender este producto y otras preparaciones caseras de manera ocasional a pedido. Era una especie de hobby que realizaba junto a sus hijos.

Pero no solo vendía un par de veces al mes, sino que también compraba lo que otros cocineros aficionados ofrecían, como ella misma declaró a la revista Time.

Había ocasiones en que no tenía tiempo para cocinar. Entonces podía entrar al grupo y acordar recoger algo en algún lugar, o hacer que te lo llevaran a la casa el mismo día. Resulta ser un sistema muy conveniente para muchos.

shutterstock_73567039

Todo iba bien con las ventas esporádicas y Mariza se convirtió en una de las administradoras del grupo que tenía alrededor de quince mil integrantes, hasta que en octubre de 2015 un hombre le pidió un plato de ceviche.

El sujeto resultó ser un detective encubierto y días después de que Mariza hizo la transacción con él, recibió una citación judicial por no respetar la regulación sanitaria y realizar ventas sin los permisos correspondientes, documento que también fue recibido por al menos otros seis miembros de la página en la red social.

Este delito tiene una pena máxima de un año de cárcel, por lo que los otros afectados decidieron llegar a un acuerdo alternativo para no ir a juicio. Pero para Mariza las exigencias eran mayores, porque luego de ser citada al Tribunal no dejó de publicitar sus productos.

El Tribunal propuso que cumpliera su condena durante 3 años en libertad condicional, más 80 horas de servicio comunitario y el pago de una multa de 253 dólares. Mariza no aceptó y ahora tendrá que someterse a un juicio, aunque si el jurado decide que debe ir a prisión sólo será por 10 días, como lo informó Los Angeles Time.

Fotos: Shutterstock / Captura de video / Facebook Mariza Ruelas

pixel