Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Mujer estafó al Estado británico por más de US$ 1.2 millones haciéndose pasar por ciega

Una mujer de 65 años del Reino Unido fue condenada a tres años y ocho meses de prisión luego que se descubriera que estafó por 20 años al Estado británico por más de 1.2 millones de dólares haciéndose pasar por ciega y discapacitada.

Se trata de Christina Pomfrey quien recibió todo tipo de ayudas sociales por parte de las arcas fiscales gracias a una intricada trama de engaños y fraudes.

La mujer decía ser soltera y no tener los medios necesarios para sobrellevar su situación. Aseguraba tener esclerosis múltiple lo que la obligaba a recibir ayuda para “levantarse de la cama, ir al baño y realizar todas las tareas de casa”, según señala Daily Mail.

Pomfrey utilizaba el apellido de su segundo esposo -Brown- para recibir un subsidio en la localidad inglesa de Runcorn, mientras que con el de su último marido obtuvo ayuda económica para adaptar su casa por su supuesta “discapacidad”.

“Ella ha destruido mi vida y no puedo perdonarla. Es la mujer más astuta que he conocido”, dice su último esposo, John Pomfrey, con quien se casó en 2005 sin saber el lado desconocido de su mujer.

La mujer le dijo que era millonaria y que era propietaria de siete quioscos en Liverpool. Sin embargo, todo era mentira. “Me siento estúpido”, confiesa Pomfrey.

“Creo que empezó conmigo porque yo era otro nombre, en otro condado, que podía usar para sus estafas. Me siento estúpido”, agrega el hombre que también fue arrestado ya que algunas de las estafas habían sido realizadas con su apellido.

En 2017 las autoridades comenzaron a investigar a la mujer donde fue grabada realizando actividades que no podría haber hecho por su supuesta ceguera.

Aunque en más de una ocasión sus vecinos vieron una silla de ruedas afuera de su casa, lo cierto es que la mujer no la utilizaba. Las grabaciones la mostraron conduciendo su auto o recogiendo a sus nietos en la escuela.

Cuando las autoridades le preguntaron a John sobre la ceguera de su esposa, el hombre se sorprendió y aseguró no saber nada de las estafas de su esposa.

El hombre corre el riesgo de que su casa sea embargada a raíz de la deuda de más de 225.000 dólares que tiene por los créditos que su esposa pidió a su nombre.

Christina fue declarada culpable de fraude, contabilidad falsa y fabricación o suministro de artículos para su uso en estafas. “Este era dinero al que no tenías derecho”, le dijo la jueza Sophie McKone.

Por su parte, Will Quince, ministro británico de Entrega de Bienestar Social, fue enfático al asegurar que se perseguirá a todo aquel que “intente engañar al sistema”.

Foto: Daily Mail.

Etiquetas