Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Mientras remodelaba su casa encontró una siniestra nota de hace 15 años y esto le sucedió

Alex Moss, residente de Manchester, Inglaterra, se acababa de mudar a una casa nueva con un hermoso jardín. Se encontraba reemplazando los tablones de la habitación de su flamante hogar cuando de pronto encontró un mensaje escrito que decía:

“Hola. Bienvenido a mi cuarto. Es 2001 y estoy decorándolo. Espero que disfrutes tu vida, recuerda que siempre te voy a estar mirando. Amor, Darren Lucas”

Man-finds-15-year-old-note-reads-someone-is-watching-him-1

¿Quién era Darren Lucas? ¿De verdad lo estaba observando? ¿Estaba esa casa emplazada sobre un antiguo cementerio indio?

En vez de correr hacia las colinas y nunca más dormir allí Alex decidió buscar a Darren a través de las redes sociales, quizás pensando que alguien con la capacidad de dejar una nota para la posteridad en realidad era más un bromista que otra cosa.

La búsqueda se inició en Reddit y Twitter, con el hashtag #finddarrenlucas. Eventualmente los dos se encontraron y se conectaron ¡y nadie salió lastimado!

darren alex 02

 

  • @alexmoss No te estoy observando, promesa. Disfruta de Guest Road. Qué casa!
  • @D_lucas haha el increíble poder de las redes sociales. ¡Sí, lo sé! Gran ducha también! 😀
  • @alexmoss espera a que el jardín florezca en verano!

Y la conversación siguió así…

darren alex 03

La serie de tuíts que intercambiaron decía lo siguiente:

 

  • @D_lucas si, estoy viendo que algunas cosas comienzan a brotar ahora. Te mando una foto del cuarto cuando esté terminado o sería raro para ti?
  • @alexmoss realmente espero que disfrutes de la casa tanto como nosotros lo hicimos. Tuvimos grandes fiestas ahí!
  • @alexmoss mi familia vivió ahí por 20 años. Me entristecí cuando la dejé. Me aferraré a los recuerdos que tengo. ¡Pero gracias, amigo!

Una historia con comienzo un poco siniestro pero final feliz. Pensar que hace 20 o 15 años uno podría haber encontrado esa nota y simplemente quedarse con la duda, jamás saber nada de la otra persona, despertarse en medio de la noche cubierto de sudor frío preguntándose si realmente alguien lo está viendo.

¡Gracias a dios por las redes sociales!