Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Mercedes, la niña de 11 años que dio nombre a un imperio automovilístico

No son pocas las empresas en el mundo que han adoptado nombres de personas para denominar a sus productos. Un caso emblemático en la industria automotriz es el de la firma alemana Mercedes Benz, que desde 2016 está considerada como la marca de lujo más valiosa del mundo en su sector.

La compañía, que ya cumple 120 años de historia, se mantiene como la única marca del sector con nombre de mujer. ¿Pero quién fue Mercedes? ¿Y cómo es que siendo una niña de 11 años dio nombre a una marca de automóviles conocida mundialmente?

Mercedes en realidad no llevaba el apellido Benz, y no era la esposa ni la hija del propietario de la fábrica de vehículos. Ni siquiera era familiar. Su nombre era Mercedes Adrienne Manuela Ramona Jelinek. Su padre, Emil Jelinek, fue un empresario austríaco que comerciaba con automóviles Daimler y los inscribía en carreras de coches. En una de esas pruebas celebrada en Niza en 1901 causó sensación un vehículo bautizado con el melódico nombre español, el Mercedes 35 PS.

Se le considera el primer prototipo del automóvil moderno, ya que contaba con una avanzada tecnología que le permitió ganar varias carreras de forma holgada. A ello unía un diseño extraordinariamente elegante y una avanzada arquitectura de vehículo que desde muy pronto se convirtió en un ejemplo a seguir para la industria. “Hemos entrado en la era Mercedes”, declaró convencido Paul Meyan, secretario general del Automóvil Club de Francia coincidiendo con el inicio del siglo XX.

El éxito del Mercedes 35 PS, llevó a que letras curvas con el nombre “Mercedes” decoraran los radiadores de los automóviles de pasajeros de Daimler. El nombre se registró como marca comercial el 23 de junio de 1902 y a partir de junio de 1926, tras la fusión de las compañías Daimler y Benz, el nombre de la nueva empresa pasó a ser Mercedes-Benz, publica La Vanguardia. 

La vida de Mercedes Jelinek fue corta, ya que murió poco antes de cumplir los 40 años. Con veinte años se casó con el barón Karl Schlosser, con el que tuvo dos hijos. Uno de ellos, Hans-Peter, es en gran medida el responsable de que se conozca exactamente quién fue Mercedes, ya que facilitó a Daimler los documentos que acreditaban su nombre y a través de los cuales se ha podido indagar sobre su vida. Se sabe que fue una mujer acomodada y que cuando murió, en 1929, había contraído segundas nupcias con otro barón, Rudolf Weigl.

Otra mujer importante en la historia de la firma alemana fue Bertha Benz, la esposa de Carl Benz, a quien se considera el inventor del automóvil. Este empresario que se dedicaba a la fabricación de máquinas industriales consiguió que su carruaje de tres ruedas se moviera con un motor de tracción trasera. Esto fue en 1886 y, aunque parezca mentira, el ingenio no despertó excesivo interés en la época. Bertha no se desanimó y sin tener siquiera el permiso de las autoridades se puso al mando del nuevo Mercedes Benz-Motorwagen, junto a sus hijos Richard y Eugen, para recorrer los 106 kilómetros que separan Mannheim de Pforzheim y convertirse en la primera mujer en conducir un vehículo.

Foto: Wikipedia.

Etiquetas