Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Madre dejó en ridículo en Facebook a su hijo por humillar a una compañera de la escuela

“Estoy totalmente indignada luego de ver a mi hijo de 12 años pisando a propósito a una compañera nueva, tan fuerte que terminó rompiendo sus zapatos nuevos”

Así comienza el texto que una madre escribió Terri Day Evans para poner en ridículo a su hijo Jacob de 12 años, luego que lo sorprendiera humillando a una compañera de colegio.

“Te diré algo Jacob, Si te atreves a acercarte a ella de cualquier manera que sea intimidante, yo personalmente te entregaré a sus padres para que te encomienden cualquier tarea humillante por el tiempo que ellos crean conveniente…dile adiós a tu dinero de cumpleaños porque lo usarás para comprarle un par de zapatos nuevos a esa niña y un ramo de flores! #notendréaunabusadorenmicasa”, escribió la enojada madre.

facebook 2 shutter 960

Sin embargo, al ver que su publicación comenzaba a viralizarse por la red social, decidió quitar la etiqueta del Facebook de su hijo y aclarar algunos puntos de su escrito.

terry-fbc

Además, varios usuarios no estaban de acuerdo en la forma en que estaba actuando la madre. “¿Por qué extender la humillación? Tu pobre hijo. Esto lo perseguirá por siempre”, le escribió una usuaria. Y así respondió la madre.

“Actualización. Para responder algunas preguntas, sí, mi hijo puede verlo, lo etiqueté antes que este post fuera viral (no lo vi venir) para que sus amigos vieran que sus acciones tienen consecuencias. Él no es un chico grande, fuerte o divertido, es un niño de 12 años que tiene que hacerle caso a su madre.

No me importa mucho si alguien no está de acuerdo con mi estilo de crianza, mi hijo humilló y avergonzó a una niña, independiente de su razonamiento (no pensó que podría romper su zapato, solo pensó que la niña podría moverse o saltar) esa pequeña quedó llorando, nadie sabe si quizá la niña dejó su antiguo colegio porque había sido humillada…así que imagina cuán peor la habría hecho sentir esa ridícula acción de mi hijo.

Así que el hecho de avergonzarlo en Internet no es comparable en lo absoluto a la humillación que tuvo que aguantar esa niña, caminando con un zapato roto y los ojos rojos de tanto llorar, siendo que era su primer día de clases.

Pd: Por supuesto que me senté y hablé con él sobre su comportamiento, no sólo lo etiqueté en un post para que lo leyera. Estoy completamente segura que esa simple “ocurrencia” que tuvo, no volverá a repetirse”.

El mensaje ha sido compartido más de 10 mil veces y tiene más de 50 mil likes. ¿Qué harías tú en su lugar? Cuéntanos en los comentarios.