Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Los usaban para pelea pero ellos sólo querían entregar amor

Los estereotipos en razas de perros son muy comunes. Desde hace años razas como los rottweiler y los pitbull son muy temidos, por lamentables historias que han protagonizados algunos de estos animales y que han sido esparcidas en los medios. Pero al igual que las personas, no todos los animales cumplen el estereotipo. Una fotógrafa llamada Lynn Terry decidió romper estos estereotipos, específicamente con su raza favorita: los pitbull.

Hace más de diez años, Terry tomó su cámara y comenzó a fotografiar a sus amados perros pitbull. Usando una cabina de fotos muy amigable para perros, Lynn colocó estas fotografías en un calendario caritativo para ayudar a un grupo de rescate de animales. Las fotografías fueron un éxito y los pitbull lograron sacar su lado más lúdico, mostrándose muy felices y energéticos. Lynn decidió, después de varios proyectos, re-lanzar este calendario pero con otros perros.

En ese momento conoció a Kelly Garrison y a sus pitbulls rescatados de peleas ilegales llamados Bumper y Willis. Ambos perros se besaron al estar en la cabina y Lynn se dio cuenta de lo especial que era esto y ahí decidió re-lanzar su proyecto.

La fotógrafa publicó un libro llamado “Tails from the Booth” (Colas de la Cabina), que juega con la palabra cola, que suena como la palabra “tales”, que significa “historias”, por lo que también se llamaría Historias de la Cabina. En el libro se encuentran retratos de muchos otros pitbull y también de otros perros rescatados, que muestran su lado más divertido frente a la cámara.

Lynn Terry se siente realizada como fotógrafa, ya que logra ayudar a los animales y juntar dinero para las organizaciones de rescate, al mismo tiempo que toma bellas fotos de seres hermosos y nobles.

Bumper y Willis siguen siendo fotografiados por Lynn y están mejor que nunca. Kelly, su dueña y madre, dice que ambos se han hecho muy amigos y que a pesar de haber vivido mucho tiempo en condiciones de violencia ahora son los animales más cariñosos que ella ha conocido. Fotografiarlos entonces lleva un mensaje de que el verdadero carácter de los pitbull es más bien amable y un poco tonto, y no violento como se le muestra en otros medios.

Ahora el famoso dúo de pitbull están en otro proyecto fotográfico llamado “Pitties as Pin Up” (Pitbulls como Pin Up). El calendario es para recaudar fondos para el grupo de rescate Mutts N Stuff’s y, como siempre, Lynn logra romper la creencia que hay respecto a los pitbull.