Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Los seis secretos que los dueños de hoteles no quieren que sepamos

Pensar en un hotel equivale a imaginar el placer de dormir en una gran cama con sábanas blancas y secarse con tallas frescas, limpias y suaves por la mañana.

Sin embargo, esto no es tan real como pensamos, ya que la limpieza de estos artículos son sólo uno de los seis secretos que los hoteles no quieren que sepamos, los cuales fueron recopilados por RT y te compartimos a continuación.

1. Quita siempre las sábanas o cobertores de la cama, ya que no todos los hoteles los limpian después de que se va un huésped, pese a que deben hacerlo.

2. Comprueba siempre la mirilla de la puerta, puesto que si está dañada o modificada puede poseer una cámara espía, por lo que debes pedir otro cuarto o cubrirla con un papel.

3. Es mejor poner el equipaje en otras piezas de mobiliario o dentro de la maleta, jamás en los estantes de madera, ya que los chinches acuden a la madera que se convierte en un foco de estos insectos.

shutterstock_145225951

4. El precio de una habitación depende de la suma gastada para construirla. Por cada 1.000 dólares que un hotel iniverte en un cuarto, debería cobrar un dólar por noche. Por tanto, si el costo total fue de 300.000 dólares, deberían cobrar 300 por noche.

5. Cuidado con el secador de pelo colgado en la pared, así como con los controles de la TV e interruptores de luz, puesto que son los objetos más antihigiénicos y que jamás son limpiados.

6. Pese a lo que pueda pensarse, los costosos mini bares que se incluyen en algunas habitaciones no son para nada rentables para los hoteles.

shutterstock_194442119