Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Los exámenes nunca le advirtieron esto sobre su bebé y tras el parto se llevó una tremenda sorpresa

Tres ecografías confirmaron que todo estaba bien, por lo que la joven madre quedó en shock cuando se enteró de la noticia. 

Para muchos padres conocer el género de sus bebés es fundamental, puesto que preparan todo basándose en este detalle, ya sea la decoración del dormitorio, la ropa o los juguetes.

Una de esas personas es Katie Ingram, una joven madre inglesa que esperaba la feliz llegada de su niña, a quien le compró una variedad de artículos femeninos, incluso, ya tenía definido que la bautizaría como Poppy.

Con esto en mira, la mujer estaba ansiosa de la llegada de su bebé y con la seguridad de que nada podría salir mal, ya que las ecografías que se realizó tanto en España como Inglaterra no arrojaban nada por lo cual preocuparse.

Sin embargo, todo cambió el día del parto, cuando la matrona le entregó el bebé a Katie, anunciando: “¡Es un chico!”. Así fue como Poppy se transformó en Teddy; consigna Metro.

La madre de Katie, Sarah, detalló que su hija quedó en shock cuando se dio cuenta de que había tenido un niño, pero en cuestión de segundos enloqueció de amor por él.

El único problema de todo fue que la joven madre, junto a su esposo, tuvo que deshacerse de tres contenedores de ropa rosada que habían comprado.

“Tres ecografías confirmaron que el bebé era niña y la ropa estaba lista para su llegada, sin embargo, Poppy ahora es Teddy, y todos estamos enamorados del pequeño”, contó Katie, quien decidió donar todas las prendas a una madre y a un refugio para bebés.

Foto: Shutterstock

pixel