Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Lo que Disney no quiere que sepas sobre el machismo en sus películas

La mayor productora de películas para niños, Disney, se encontraba en su peor momento en el año 1989. Año que se estrenaba la adorada película “La Sirenita.

sirena

Con este filme, Disney pretendía reinventarse, donde las mujeres tendrían un rol importante al momento de decidir por su propio destino. No obstante, esta película tenía un gran problema, donde quebraba la idea principal de la productora infantil. El gran inconveniente era el poco diálogo de la protagonista comparado con los personajes masculinos, y lo peor es que eso no sólo ocurría con La Sirenita, sino que con la mayoría de las películas.

2
Carmen Fought y Karen Eisenhauer son unas especialistas en lingüística y se encargaron de estimar el porcentaje de tiempo que hablan las mujeres y los hombres de los filmes de Disney.

Las lingüistas llegaron a resultados muy evidentes. En el caso de Mulán, el 77% de los diálogos provienen de hombres; en Pocahontas, el 76%; en Brave, el 74% y en La Sirenita, el 68%. También existen películas donde baja el porcentaje, como por ejemplo en Frozen donde el 59% de los diálogos pertenecen a varones, y en Enredados el 52%.

frozen

Ahora, lo que es más extraño es que esto no ocurría antes. Específicamente en el caso de BlancaNieves y los Siete Enanitos, las intérpretes femeninas son las que tienen mayor diálogo durante el filme, y lo más curioso es que es una película que pertenece a la vieja era de Disney, donde el machismo era más notorio.

Según Einsenhauer, “La sociedad está demasiado arraigada a pensar que el sexo dominante es el masculino”, comenta. “Cuando añaden un vendedor, este suele ser un hombre. Siempre aparece un guardia, nunca una guardia”.

Para poder reafirmar esta declaración podemos observar a los personajes secundarios, los cuales acompañan a las protagonistas pero que en su mayoría son hombres. Por ejemplo: Mushu en Mulán, Sebastián y Flounder en La Sirenita, Din Don y Lumiere en La Bella y la Bestia.

Con esto, nos podemos hacer la siguiente pregunta: ¿Por qué los personajes secundarios tienen que ser hombres, en su mayoría? Aclaramos que es en su mayoría ya que existe el caso excepcional de Mrs. Potts en La Bella y la Bestia.
4

Tal como dice la doctora Fought:

“No hay mujeres que llevan a la gente del pueblo para ir en contra de la bestia, ninguna mujer se une para cantar canciones de taberna, ni hay mujeres dándose instrucciones, o inventando cosas. Todo el mundo que está haciendo cualquier otra cosa, aparte de encontrar un marido en la película, más o menos, es un varón“.

Por otro lado están las películas que son protagonizadas por hombres, como Aladdín. En este caso los hombres “monopolizan” los diálogos alcanzando un 90% de los diálogos.

aladin

A pesar de todo, parece que Disney está cambiando y así las protagonistas van “recuperando la voz”, como fue el caso de Frozen donde el 45% de las líneas provienen de mujeres.

Por otra parte, existe otro tema que está relacionado con los cumplidos que reciben las mujeres de Disney. En el caso de las películas que pertenecen a la etapa clásica, el 55% de las adulaciones hacia mujeres tienen que ver con su apariencia. En cambio, el 11% corresponden a halagos relacionados a las habilidades.

Ahora bien, en la época de la “renovación” de la productora de películas infantiles, la tendencia vuelve, en donde el 38% de los “piropos” tienen que ver con la apariencia. Sin embargo, en las películas del último periodo se ha visto una gran disminución de halagos hacia la apariencia de las mujeres. Por ejemplo, en La Princesa y el Sapo, solo el 22% de los cumplidos tuvieron que ver con su apariencia física, contra el 40% que estaban relacionados con sus habilidades.

Con esto nos damos cuenta que Disney está mejorando y actualizando sus películas a medida que cambian las cosas en el mundo.