Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Le envió fotos desnuda a un hombre en quien confiaba y vivió una perturbadora experiencia

La mujer jamás pensó que el interés real que sentía en el sujeto se convertiría en una de las peores decisiones de su vida. 

Enviar fotos de desnudos a otra persona, junto con mensajes subidos de tono, es algo que muchas personas realizan con sus parejas para aumentar la intensidad de las experiencias románticas y/o sexuales.

Pese a que muchas personas piensan que no hay nada de malo en esta práctica, lo cierto es que existe más de un riesgo con este tipo de prácticas, tal fue el caso de Nixalina Watson, una fashion blogger inglesa que relató la pesadilla que vivió tras enviarle imágenes íntimas a un sujeto en quien confiaba.

Nixalina y el hombre en cuestión se tenían como contacto en redes sociales hace varios años, pero nunca se había dado la instancia de salir o conversar hasta que comenzaron a enviarse mensajes, hablar por teléfono y concretar juntas a cenar o a beber.

Si bien la joven estaba consciente de que debía tener cuidado, aparentemente él era mejor que el resto de las personas con las que había salido en el último tiempo, sumado a que ambos lo pasaban muy bien juntos y ella comenzó a intersarse en serio en él; consigna Página 7.

Una foto publicada por Nixalina (@nixalina) el

Tan bien iban las cosas que el  sujeto la agregó a un grupo de WhatsApp de sus amigos, donde compartían graciosos mensajes, hasta que un día la eliminaron, lo que la chica se lo tomó bastante bien, puesto que en la conversación eran 15 hombres y ella.

Con el tiempo la pareja comenzó a distanciarse, pero aún así seguía en contacto por teléfono a diario. Así fue como en un par de ocasiones se enviaron mensajes subidos de tono y Nixalina decidió que era un buen contexto para compartir fotos de ella desnuda.

“No fue nada exagerado”, comentó la mujer sobre las instantáneas, agregando que estaba demasiado nerviosa con su decisión, pero cuando el chico le envió un video íntimo se sintió más relajada, puesto que creía estar en igualdad de condiciones.

Una foto publicada por Nixalina (@nixalina) el

Sin embargo, todo cambió cuando Nixalina volvió a Londres tras un descanso en la playa. Ambos habían quedado en encontrarse en la casa del chico, pero él nunca abrió la puerta y comenzó a comportarse de forma extraña, incluso la tildó de “loca”. Eso causó el quiebre definitivo entre ellos.

Pero la historia no terminaría ahí, puesto que una noche cualquiera la chica fue agregada una vez más al grupo de Whatsapp de su ex cita y sus 14 amigos, aunque sólo por un par de minutos. En un comienzo no entendía lo que pasaba, pero con el paso de los segundos quiso desaparecer del mapa.

“Fue entonces cuando lo vi. Él cambió la foto del grupo y puso mi vagina. Sí, mi vagina. Usó uno de mis desnudos que le envié desde la playa y le hizo zoom a esa zona, luego la subió al grupo para que sus 15 integrantes vieran mis partes privadas. Luego me sumó a la conversación, brevemente, para asegurarse que pudiera ver lo que hizo. Luego, me sacó”, detalló Nixalina.

Ante esto, la mujer lloró por horas y llamó al hombre para enfrentarlo, pero él nunca respondió. Su última conversación fue por WhatsApp, donde el sujeto la acusaba de sobrereaccionar, ya que se suponía que había sido una broma, que sólo era una vagina y que sus amigos no sabían que era ella. Nixalina le pidió que borrara las fotos, su número y que la dejara en paz.

Una foto publicada por Nixalina (@nixalina) el

Tras la horrible experiencia, la fashion blogger se cuestionó sus decisiones sobre los mensajes que intercambió y decidió compartir su historia para que otras mujeres sean más cautelosas, dado que nunca se puede estar 100% seguro de la otra persona.

Al respecto, la inglesa comentó que “me preocupa que chicas jóvenes estén enviado desnudos a chicos que màs tarde los compartirán con amigos o, incluso peor, lo compartirán en redes sociales. Yo estoy muy tranquila con mi cuerpo y aún así me sentí terriblemente humillada y mortificada. Es impactante”.

“He aprendido de la peor manera que nunca debo confiar en alguien sobre esta materia y nunca ’emocionarne’ tanto con alguien hasta que realmente lo conozco, sus verrugas y todo. No habrá más desnudos de Nixalina, nunca más”, concluyó la chica.

Foto: Instagram @nixalina

pixel