Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

El descuido que dejó al descubierto la verdad: las vacas están siendo alimentadas con caramelos

En una práctica que se volvió muy común a partir del 2012, cuando el precio del maíz aumentó de manera considerable. 

Aunque es una práctica que se realiza hace décadas, solo ha pasado a ser frecuente durante los últimos cinco años. Sin embargo, no era de conocimiento público, hasta ahora, debido al descuido de un granjero de Wisconsin, en Estados Unidos.

Azúcares, saborizantes y colorantes artificiales, aceite de palma y cera en forma de caramelitos rojos de la marca Skittles quedaron esparcidos en la calzada de una carretera secundaria de este condado, y fue la pista para descubrir que se trataba de la dieta del ganado de una granja cercana, publica Playground.

El hecho quedó al descubierto luego que fuera denunciado por el sheriff de Wisconsin, Dale Schmidt, a través de su cuenta de Facebook, quien afirmó que lo caramelos eran de un ganadero que los llevaba en el pick-up de su camioneta a su granja, pero que debido a una lluvia los perdió a mitad de camino en la carretera.

Luego de darse a conocer esta información, el grupo Mars, dueño de las empresas de caramelos involucrados, reconoció en declaraciones de su portavoz Linda Kurtz que sí vende sus productos de descarte para la alimentación de ganado, aunque no Illinois.

shutterstock_562342696

Esta práctica se hizo habitual desde el 2012, cuando el precio del maíz subió, debido a que el azúcar supone una fuente de carbohidratos baratos para la dieta del ganado.

La relacionadora pública de Mars reveló además que en su fábrica de Texas es donde se refunden los caramelos imperfectos, hasta obtener un jarabe apto para el consumo animal según la Agencia de Alimentos y Medicamentos. Pero la cuestión es que la fábrica de Illinois tenía que destruir esos caramelos, puesto que ahí no está permitida la venta como alimento para las vacas.

Fotos: Shutterstock.

pixel