Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Las últimas palabras de estas 5 famosas asesinas en serie te dejarán los pelos de punta

Hay pocas cosas en el mundo que captan más la atención mórbida y la fascinación del público como los asesinos. Queremos entender cómo piensan, porqué matan y cómo eligen a sus víctimas (no vaya a ser que nos elijan a nosotros). Pero más que nada, queremos saber si se arrepienten de haber quitado vidas. ¿Qué pasa por la mente de un asesino cuando ellos mismos se ven confrontados con la muerte?

ADaspirant-sillaelectrica

Toda esta curiosidad sólo crece cuando el asesino es mujer. Ya es difícil para las personas imaginar mujeres con la capacidad de matar. Por lo que, cuando hablamos de mujeres enfrentadas a su ejecución, esperamos que muestren que sienten la responsabilidad de sus acciones o que lamentan el haber herido a otros. Aquí les mostraremos los casos de 5 mujeres que prueban que ellas pueden enfrentaron su pena de muerte con la misma actitud horripilante que cualquier hombre. Sus palabras finales te dejarán los pelos de punta.

1. AMELIA DYER 

Amelia_dyer1893

Esta mujer se ganaba la vida cuidando huérfanos hasta que les pudieran encontrar una familiar permanente. Esta era una práctica común en la Inglaterra de los 1890’s. Sin embargo, Dyer estaba llevando una vida mucho mejor que la que le debería haber permitido su trabajo y la cantidad de niños que debía mantener. En el año 1896 las autoridades descubrieron el por qué: Dyer estrangulaba bebes y los tiraba al río Támesis. Dyer no negó los asesinatos. Es más, cuando las autoridades la apresaron les dijo: “reconocerán a los míos por la cinta alrededor de sus cuellos”. El juzgado se demoró 5 minutos en encontrarla culpable. Cuando la colgaron, no mostró ningún arrepentimiento por lo que hizo y sus últimas palabras fueron:

“No tengo nada que decir”

2. AILEEN WUORNOS

aileen-wuornos-selling-of-a-serial-killer-20090515151458_625x352

Aileen Wuornos confesó el haber matado 6 hombres en Florida entre Diciembre de 1989 y Septiembre de 1990. Relataba que los hombres la había llevado con ellos cuando trabajaba como prostituta, pero que todos habían intentado abusar de ella. Reclamaba que les había disparado en defensa propia. El revuelo mediático que tuvo su caso hizo que fuera nombrada “La Primera Asesina en Serie Americana”. Justo antes de su inyección letal en el día 9 de Octubre del año 2002, Wournos dijo sus últimas palabras haciendo referencia a la película “Día de la Independencia”:

“Sólo me gustaría decir que estoy navegando con la roca y que volveré con el día de Independencia junto a Jesús, el 6 de Junio. Como la película, gran nave madre y todo. Volveré.”

3. MARY BLANDY

mary-blandy-1

Mary Blandy fue ejecutada en Inglaterra del S. XVIII por envenenar a su padre, Francis Blandy, con una solución de arsénico. Mary alegó que pensaba que era una poción de amor con la cual esperaba que su padre le permitiera estar con William Henry Cranstoun, un militar casado que era hijo de un noble escocés. Mary Blandy utilizó un vestido para el día de su ejecución, la mañana de pascua de 1752, por lo que sus palabras finales pudieron haber sido un acto de decencia o un sentido del humor verdaderamente macabro:

“Por decencia caballeros, no me cuelguen muy alto.”

4. BARBARA GRAHAM

screenshot-2014-11-12-16-48-45

Barabara Graham fue ejecutada en California en el año 1955 por el asesinato de la millonaria anciana, Mabel Monohan. Eso sucedió mientras intentaba robar la casa de la mujer. Graham y sus 4 cómplices – todos hombres – irrumpieron en la casa de la anciana demandando joyas y dinero. Monohan se negó y la asesinaron. Graham y los otros dejaron la casa sin nada, sin darse cuenta del tarro con $15.000 dólares y joyas que estaba escondido en el armario. Graham entró a la cámara de gas el 3 de Junio de 1955 y aguantó la respiración por 60 segundos, en un último intento por no morir. Sus últimas palabras fueron igual de impresionantes:

“La gente buena siempre está tan segura de que están en lo correcto.”

5. MYRA HINDLEY

myra

Myra Hindley fue condenada en 1966 por violar y matar a 5 niños, junto con su padre, Ian Brady. Ambos fueron condenados a cadena perpetua por sus crímenes, pero Hindley alegó inocencia por casi 20 años. En 1987 Hindley emitió una confesión completa de los 5 asesinatos y se le negó cualquier oportunidad de libertad bajo fianza. Aunque es conocida como “La mujer más malvada de Inglaterra”, Hindley no fue ejecutada por el estado. En cambio, murió de una falla respiratoria en prisión el año 2002. Un sacerdote que enviaron a estar con ella en sus momentos finales reportó sus últimas palabras:

“La última conversación que tuve fue sobre su madre. Expresó preocupación por su madre, es todo lo que diré.”

¿Qué te parecen estas últimas frases? ¿Cual sería la tuya?