Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Las claves para reducir la grasa y la acidez estomacal después de comer demasiado

A todos nos gusta disfrutar de una buena comida. Es que sin duda, la buena mesa es uno de los mayores placeres de la vida, aunque después nos puede pasar la cuenta.

Lo que puede ser más difícil de valorar es cuánto tiempo de ejercicio necesitamos después de una comida de grandes proporciones. Seguro que alguna vez has experimentado esa sensación de pasarte de la raya con la comida, y con ello te ha venido el cargo de conciencia por lo que vas a engordar e, incluso, acidez estomacal. Para evitar que la grasa se almacene rápidamente y el ardor de estómago existen algunos trucos, consigna El Confidencial.

Da un paseo
Caminar puede hacer que tu estómago se vacíe más rápido, según un estudio publicado en el Journal of gastroenterology and liver disease. Además, cuando se acelera este proceso, es menos probable que tengas síntomas de acidez estomacal o reflujo ácido.

Bebe agua
Si te hinchas al comer puedes estar ingiriendo mucha sal sin darte cuenta, lo que puede hacer que retengas líquidos y te sientas inflado, según muestra una investigación de The american journal of gastroenterology. El agua puede ayudar a eliminar parte del sodio de los alimentos que has comido. Pero ten cuidado de no beber demasiado después de comer, ya que esto puede expandir aún más tu estómago y causarte dolor.

Evita la siesta
Aunque puedas sentirte cansado después de una gran comida, trata de luchar contra tu impulso de tomar una siesta. Según una investigación reciente, tu estómago se vacía más rápidamente cuando estás sentado en posición vertical. Acostarse después de comer también puede aumentar la probabilidad de tener reflujo ácido, ya que ejerce presión sobre el músculo que normalmente mantiene el ácido del estómago donde debería estar.

Planifica tu próxima comida
Seguramente lo último en lo que pienses cuando acabas de una buena comida es en lo siguiente que vas a ingerir, pero planificarlo puede ayudarte a volver a la normalidad más rápidamente. “Mucha gente cuando ha hecho una comida copiosa decide no tomar nada más el resto del día, pero en realidad deberían seguir comiendo”, dice un especialista.

Foto: Shutterstock.

Etiquetas