Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

¡Se acabó el misterio! Por esta razón las modelos nunca sonríen en los desfiles

Más allá de los resultados en números y de taquilla, la historia de Derek Zolander está en la memoria colectiva por dejar en evidencia los estereotipos que existen en torno al mundo del modelaje, desde su forma de vida hasta sus costumbres laborales.

Dentro de las habilidades del personaje de Ben Stiller está el exceso de trabajo en su mirada y la escasa presencia de sonrisa, lo que refleja una verdad innegable: pocas veces se ve sonreír a los modelos.

zoolander

¿Cuál es la razón de esto? ¿Será la estricta dieta? ¿Evitarán que se les marquen arrugas? Pues ninguna de las anteriores, ya que la respuesta es más compleja de lo esperado y no se relaciona con que no sonríen porque la atención debe caer en la ropa.

Según explica MensHealth, la sonrisa actúa como lubricante social, por tanto, prescindir de ella es admitir que no se tiene la necesidad de interactuar con nadie.

En ese sentido, la moda de pasarela no necesita aparentar que desea interactuar con nadie. Su pretensión no es otra que resultar un objeto de deseo para el espectador, los que no miran a nadie y no sonríen de manera cómplice. Su mirada es unidireccional, simplemente porque están ahí para ser adorados.

Pese a que es una de las prácticas más comunes de las pasarelas, las sonrisas con cada vez más recurrentes entre las modelos, como ocurre en los desfiles de Victoria’s Secret, puesto que es decisión de cada diseñador la imagen que quiere proyectar.

Una foto publicada por Victoria's Secret (@victoriassecret) el