Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Se le quedó atrapado un testículo en esta silla y así le reclamó a la empresa por Facebook

Un usuario de Facebook compartió con sus seguidores una incómoda anécdota que sufrió mientras se bañaba sentado.

Una lesión en la rodilla obligó a Claus Jørstad, hombre de origen noruego, a ducharse sentado. Para cumplir con tal orden médica, el sujeto decidió usar una sencilla banca de plástico.

Foto de Claus Jørstad

De acuerdo con lo que reseña ADN Radio, Claus sufrió un percance con el taburete aparentemente “inofensivo”. Uno de sus testículos se atascó en un agujero de los ocho que tiene la banca en la que se acomodó a bañarse.

El hombre de 45 años decidió dar a conocer su caso a través de Facebook. Él optó por hacerlo de una manera graciosa y simbólica, ya que evocó la anécdota contando que “el capitán y sus dos marineros” vivieron una mala experiencia, explicando que uno de los marineros se inflamó por el agua caliente y quedó atrapado en una “prisión”.

La solución que a Jørstad se le ocurrió ante lo sucedido, fue mojar con agua fría el testículo para que se desinflame  y poder “liberarlo”. Además, no dudó en avisar lo que le pasó a Ikea, la compañía fabricante del taburete.

Desde esa empresa, por su parte, lamentaron lo acontecido y le sugirieron irónicamente que mejor coloque un florero sobre la banca. Además le recomendaron que en su próxima “navegación” tome mayores precauciones.

Para cerrar el tema, Claus hizo pública una nueva foto, demostrando cómo evitará futuros accidentes de ese tipo.

Foto de Claus Jørstad

Fotos: ikea.com / Facebook

pixel