Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

La trabajadora de McDonald’s con Síndrome de Down que se jubiló tras 32 de servicio

Esta mujer le dedicó 32 años de su vida a esta cadena de comida rápida y vivió una emotiva despedida.

Freia David, una mujer con síndrome de Down de 52 años, vivió una vida llena de esfuerzo y sacrificio luego de trabajar por más de tres décadas en un local de McDonald’s en Needham, Massachusetts.

Por este motivo, sus familiares, amigos, jefes y compañeros de trabajo quisieron homenajearla en el día de su jubilación, a través de una ceremonia que se llevó a cabo en el restaurante donde se desempeñó friendo papas.

papas

Para su despedida, se congregaron más de cien personas para desearle un feliz retiro, y la sorprendieron con decenas de regalos, entre ellos un collar de plata con un dije con forma de caja de papas fritas.

Tal muestra de cariño, conmovió a la ex trabajadora, quien no se esperaba que sus compañeros y amigos le realizaran una ceremonia como esta.

“Fue genial, estoy muy feliz. Me gusta tener a todos mis amigos aquí”, expresó.

Bob Broughton, director de operaciones de McDonald’s, comentó:

“Su sonrisa, entusiasmo y sus abrazos diarios nos hicieron en algo mucho más grande que un simple restaurante”.

Y durante la ceremonia  le dedicó unas emotivas palabras. “Te amamos, te apreciamos, te respetamos y todos somos mejores personas por tenerte en nuestras vidas. Gracias Freia”.

La mujer comenzó a trabajar en este local de comida rápida gracias a un programa de la institución Charles River Center, la cual se encarga de ayudar personas con capacidades especiales a insertarse en la comunidad.

“Su largo periodo en el trabajo es un fantástico ejemplo sobre cómo las personas con discapacidades pueden llevar vidas productivas y contribuir a sus comunidades”, dijo Anne-Marie Bajwa, jefa de este centro.

En el futuro, Freia participará en los programas de rehabilitación de Charles River Center, entre las que se incluyen terapias físicas, ocupacionales y musicales, así como también talleres de cocina y arte.

Fotos: Charles River Center – Facebook

pixel