Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

La selfie que hizo que esta actriz tuviera que huir de su país por inmoral

Hace unas semanas, la actriz Sadaf Teherian decidió sacarse una selfie y subirla a Instagram. Una selfie cuidada, con una buena iluminación, blanco y negro, en la cual solo se veía su cabeza y su cuello. Muy alejado de las fotos llenas de carne que podría subir una estrella de cine occidental.

Pero allí está el asunto: Teherian nació, vivía y trabajaba en Irán, donde la ley indica que las mujeres deben usar el hijab, un velo que cubre la cabeza y el cuello, destinado a que los hombres no puedan apreciar el cabello de mujeres que no son su esposa. Una ley similar rige entre los judíos ortodoxos, cuyas mujeres emplean pelucas oscuras para ocultar su cabello natural.

12093647_178740992465363_1912065515_n

En un principio la foto consiguió muchos likes y comentarios positivos, apoyando su actitud. Pero pronto los comentarios se volvieron virulentos y agresivos. Y pronto el gobierno iraní declaró que la actriz era inmoral, le prohibieron trabajar en cine y televisión y retiraron su programa de los canales estatales.

Esta reacción llevo a que otra actriz, Chekame Chaman-Mah, también cause un revuelo posteando fotos con su pelo teñido de rojo, en apoyo de Teherian.

11934598_809388799177618_51551336_n

Chekame Chaman-Mah, actriz iraní

¿La consecuencia? Ambas actrices han tenido que huir de Irán y Teherian se ha radicado en Estados Unidos. Consultada ante los motivos de tal decisión, la actriz mencionó la disparidad entre géneros en la industria del cine y televisión iraní (que es bastante grande, y ha sido reconocida de forma artística a nivel mundial). Muchos hombres reclamaban  favores con tal de “ayudar” a su carrera:

“‘Si no quieres que esto suceda, no vas a estar en la pantalla‘, ‘Si no lo quieres, no tendrás un contrato’, ‘Si no te apoyo, nunca te volverás una estrella’ ‘Tienes que estar conmigo’ Todos estos ‘tienes que’ me molestaban mucho“, declaró Teherian.

Por esta foto Sadaf Taherian fue perseguida en Irán

fotoirani

Más allá de celebrar su actitud (y su potencial exitosa carrera en los Estados Unidos) un caso como este nos pone enfrente del espinoso tema de la diversidad cultural y el respeto a las leyes y parámetros de otras culturas y cuanto de ello se termina convirtiendo en la aceptación de la opresión. Y, por otro lado, nos lleva a pensar cuanto de desigualdad y explotación aún sigue existiendo (particularmente) en la industria del cine, una explotación que se articula con los reclamos por mejores pagas y mejores papeles que muchas actrices de Hollywood están llevando adelante últimamente.