Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

La razón por la que el Chapo Guzmán nunca más verá a su esposa y a sus dos hijas

Luego de dominar el negocio de la cocaína por 25 años y alzarse como uno de los narcotraficantes más poderosos y peligros del mundo, Joaquín “El Chapo” Guzmán terminará sus días en una cárcel de máxima seguridad.

Esto luego que la justicia de Estados Unidos lo condenara a cadena perpetua más 30 años de prisión por 10 delitos narcotráfico, posesión de armas y lavado de dinero, entre otros.

Lo más probable es que el otrora líder del cartel de Sinaloa sea confinado a ADX Florence, que se encuentra a 185 kilómetros al sur de Denver y es conocida como la “Alcatraz de las Rocallosas” por ser una de las más seguras del país.

Es una cárcel que desde su construcción, en 1994, nunca ha tenido una fuga y los expertos señalan que está diseñada para que sea imposible fugarse. “Está muy bien diseñada para su propósito, retener a los delincuentes más peligros del sistema penitenciario federal”, dijo Martin Horn, profesor del John Jay College of Criminal Justice.

Pero además de no poder salir, el Chapo tampoco podrá recibir visitas, por lo que el pasado miércoles fue la última vez que el narcotraficante pudo ver a Emma Coronel, su esposa y madre de sus dos hijas gemelas de ocho años, las que tampoco volverá a abrazar en su vida.

Esto porque según la legislación de Estados Unidos, el Chapo, al ser condenado por 10 delitos, entre ellos participar de una empresa criminal continua y conspirar para la fabricación y distribución de cocaína, heroína y metanfetamina, no podrá recibir visitas de sus familiares.

“Entiendo las medidas de seguridad del gobierno, pero estas son niñas que quieren abrazar a su padre”, dijo Jeffrey Lichtman, abogado del “Chapo”.

El abogado agregó que Coronel “está aplastada por todo esto. No solo como esposa, sino como madre de las niñas”.

Foto: Wikipedia

Etiquetas