Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

La RAE en una encrucijada: esta palabra se puede pronunciar, pero no escribir

La Real Academia Española y Fundéu (Fundación del Español Urgente) se encuentran en una encrucijada debido a una anomalía con una palabra en concreto del idioma español. “Se introduce una excepción en el sistema ortográfico insólita e inexistente en otras lenguas: la de una palabra que no se puede escribir”, han explicado.

Se trata del imperativo de “salirle”. Es decir, cuando la forma verbal “sal”, del verbo “salir”, se combina con el pronombre de dativo “le”. Así, si ordenáramos a alguien salir al paso o al encuentro de otra persona aludida con este pronombre, se produciría una “singularidad ortográfica”, ya que “la mera unión de esta dos palabas da salle, que debería pronunciarse /sá.lle/ o, con yeísmo”, explica el portal Wikilengua del español.

“Por esta razón, ha sido costumbre desde hace mucho la intercalación de un guion”, es decir, escribir “sal-le”. Sin embargo, las normas ortográficas no permiten hacerlo. Es decir, estamos ante un callejón sin salida, recoge Marca. 

La RAE ha reconocido que el rompecabezas no tiene solución actualmente: “Nuestro sistema ortográfico no cuenta con recursos para representar la secuencia fónica consistente en la articulación de dos eles seguidas dentro de una palabra”.

En cualquier caso, la Real Academia apunta que se trata de algo “absolutamente excepcional”. “Las grafías salle al encuentro o sal·le al encuentro no se consideran, pues, correctas”, añade.

Posibles soluciones

La RAE solo plantea alternativas que no impliquen el uso de esta palabra, como “salir al encuentro de…”: “Lo natural es que, en su lugar, se generen expresiones en las que el pronombre de dativo se sustituye por el sintagma correspondiente (o, incluso, por un posesivo: sal a su encuentro) o en las que el verbo salir aparece en infinitivo como núcleo de una perífrasis modal de obligación (tener que + infinitivo; deber + infinitivo; haber de + infinitivo; la impersonal haber que + infinitivo)”.

Por su parte, Wikilengua señala también que podrían emplearse otras posibles grafías, aunque mantiene que lo más natural es recuperar el guion. Además, ofrece otras opciones entre las que destacan las siguientes:

– Usar el punto medio o volado (l·l), lo que generaría la palabra “sal·le”.

– Usar un punto entre las dos ‘eles’ (“sál.le”).

– Usar una barra vertical, inclinada o inversa (“sal|le”, “sal/le” o “sal\le”).

– Usar una coma (“sal,le”).

– Usar un signo ‘más’ (“sal+le”).

– Poner la palabra entre comillas («salle», “salle” o ‘salle’).

Foto: Shutterstock.

Etiquetas