Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

La prueba que podría hundir a Jim Carrey en acusación por suicidio de su exnovia

A poco menos de un año de la muerte de la joven, el comediante enfrenta una demanda en su contra por facilitar las drogas usadas por Cathriona. 

El 28 de septiembre de 2015, Cathriona White, expareja del comediante Jim Carrey, se quitó la vida al ingerir diversas drogas como ambien, propanolol y percocet, luego del quiebre amoroso con el también actor.

A casi un año del hecho, el exmarido de Catriona, Mark Burton, demandó al protagonista de “Todopoderoso”, acusándolo de facilitar la muerte de la chica tras proveerle las pastillas que causaron su muerte.

El hombre acusa que las drogas fueron encontradas en una botella con la etiqueta “Arthur King”, el seudónimo que usa Carrey. A esto, se suma el hecho de que el California es ilegal obtener recetas médicas tergiversando la identidad; consigna TMZ.

Es así que el documento judicial presentado contra el comediante canadiense se establece que, 3 o 4 días antes de la muerte de Cathriona, Carrye le entregó estos medicamentos e intentó ocultar sus huellas enviándole mensajes de texto, los que decían que las había cambiado de lugar o que ella se las había llevado sin permiso.

Asimismo, el ex de la joven apunta que el artista de Hollywood estaba al tanto de que ella sufría depresión y que, incluso, ya había intentado terminar anteriormente con su vida.

Carrey, en tanto, envió un comunicado de prensa negando las acusaciones en su contra, apuntando que no tolerará “este intento desalmado de explotarme a mí o a la mujer que amé. Los problemas de Cat nacieron mucho antes que la conociera y, tristemente, su trágico final estaba fuera del control de cualquiera”.

Cabe mencionar que Carrey y White iniciaron su relación en 2012, pero a los pocos meses terminaron. Luego, en mayo de 2015, se reconciliaron aunque sólo por unos pocos días, ya que poco antes del suicidio habían dado por terminado el amorío.

Fotos: Shutterstock pixel