Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

La peligrosa razón por la que no deberías comprar audífonos baratos

Treinta fueron los modelos de audífonos que fueron analizados para determinar si cumplían con la promesa de ser 100% seguros para los pequeños.

De acuerdo a un informe realizado en el 2015 y en el que participaron más de 2.600 menores de edad, la mitad de los niños de 8 a 12 años escucha música diariamente y casi dos tercios de los adolescentes también lo hacen usando audífonos.

Por esto el equipo de la página web The Wirecutter, propiedad de The New York Times, hizo un estudio para conocer si los auriculares que se comercializan especialmente para los niños y que prometen ser 100% seguros, cumplen con los niveles de volumen permitidos para que no dañen los oídos de los más pequeños y para eso analizaron treinta modelos de audífonos.

shutterstock_281884679

El Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional de Estados Unidos estableció en 1998 que el límite de exposición a sonidos en un adulto es de 85 decibeles, pero no es una obligación para los fabricantes de estos productos que respeten esta normativa.

Para probar la seguridad de los auriculares, los encargados del experimento utilizaron la canción “Cold Water” de Major Lazer en un iPod Touch, uno de los temas más reproducidos por los niños y adolescentes en la actualidad. Además contaron con la asesoría del audiólogo Brian Fligor, colaborador de la Organización Mundial de la Salud, quien les explicó cómo medir los datos y compararlos con un canal auditivo humano.

Los resultados arrojaron que la mitad de los audífonos superaban el límite de los 85 decibeles, comprobando que los peores llegaban hasta los 114 decibeles, una intensidad verdaderamente peligrosa para la audición de los niños y que podría causar daños en sólo minutos.

El equipo investigador también se preocupó de evaluar si los aparatos aislaban el ruido ambiental, ya que al no reducir el sonido externo las personas tienden a subir el volumen. Sin embargo, sólo cuatro de los treinta auriculares eliminaban significativamente estos ruidos de baja frecuencia.

shutterstock_408411967

Los expertos recomiendan a los padres preocuparse por el volumen que usan sus hijos para escuchar música, el cual debería mantenerse en un 60% para no correr riesgos de sordera en el futuro. Asimismo, advierten que mientras más alto es el sonido al que se está expuesto, debe ser escuchado por menor tiempo.

Fotos: Shutterstock

pixel