Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

La noche en que George Clooney fue salvado por un cerdo

Aunque en la actualidad George Clooney está felizmente casado con Amal Alamuddin, por años fue uno de los galanes más codiciados de Hollywood y aunque tuvo una larga lista de novias y romances, hubo un ser que le robó el corazón por completo.

Se trata de “Max”, su querido y enorme cerdo vietnamita de 130 kilos que vivió por años en su mansión de Los Angeles. “George amaba a ese cerdo como a nada en el mundo; Max era del tamaño de una mesa, absolutamente enorme”, recordaba Elisabetta Canalis, una de las ex novias del actor de 58 años.

“Por la noche dormía en el suelo junto a su cama, pero en ocasiones se metía a la cama a dormir con él. Eran como padre e hijo”, agrega la actriz italiana.

Max fue un regalo de Kelly Preston, otra de las parejas que tuvo el protagonista de Ocean’s Eleven, a quien le advirtieron que una de las características de estos animales es su fuerte chillido. Sin embargo, estos cerdos son muy cariñosos, juguetones y muy inteligentes.

La relación de Clooney con el animal era muy estrecha, al punto que era normal verlo dormir en la misma cama y eran constantes las bromas que recibía por su curiosa cercanía.

Pero el destino le tenía encomendada una tarea al animal. El 17 de enero de 1994, Clooney dormía plácidamente en su cuarto cuando a las 4:30 de la madrugada la tierra comenzó a moverse con furia. 6,7 en la escala de Richter fue la magnitud del recordado “Terremoto Northridge”, en el Valle de San Fernando, que provocó 72 muertes, 12 mil heridos y pérdidas por 25 mil millones de dólares.

Max comenzó a chillar pero su amo seguía profundamente dormido, por lo que comenzó a tironearlo hasta despertarlo. Al ver el caos que se estaba desatando, el actor se incorporó como pudo. “Me despertó gruñendo. Y yo enseguida me di cuenta de que todo se derrumbaba, así que salí corriendo desnudo del dormitorio con Max a mi lado, siguiéndome”, recuerda Clooney según señala Infobae.

La vida del actor había sido salvada por el cariñoso y enorme cerdo vietnamita. Una muestra más del fuerte vínculo que los unía. En diciembre de 2006 y tras 18 años de relación, Max finalmente falleció. “Es curioso como los animales forman parte de nuestra familia”, dijo en ese entonces.

Foto: Shutterstock

Etiquetas