Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

La manera en que firmas revela mucho más de tu personalidad de lo que crees

Según los grafólogos el tipo de firma que tienes habla mucho sobre tu personalidad.

La firma ha estado contigo en todas: cuando cumpliste 18, cuando saliste de la universidad, cuando firmaste tu primer contrato, cuando hiciste tu primera gran venta o cuando te casaste.

La firma le da un peso especial a tus decisiones, pero no solo eso, también hace notorias ciertas características psicológicas tuyas.

La firma representa la personalidad del ser, íntima y socialmente, en lo familiar y en el trabajo. ¿Por qué es tan importante?

Persona firmando un documento

Para la grafología su importancia está en que a través de ella es posible dar un diagnóstico sobre la salud mental y física del firmante.

Dentro de los componentes que se toman en cuenta al momento de analizarla está la presión de la letra. Para los expertos la presión está relacionada generalmente con la potencia de la libido de la persona. También es reflejo de la intensidad con que se demuestran los instintos, tendencias y necesidades.

Grosor o legibilidad

1. Firma legible

Firma legible

La persona tiene sus objetivos claros, es responsable, equilibrada y con una autoestima alta.

2. Firma semilegible

Firma semilegible

Eluden la responsabilidad, son impacientes y ansiosos.

3. Firma ilegible

Firma ilegible

Estas personas tienen problemas con la autoridad, son evasivas y con problemas de personalidad.

Velocidad con la que se realiza

Cuando se firma rápido, puede denotar una personalidad desesperada y ansiosa. Cuando se firma lento, el individuo tiende a ser parsimonioso y reflexivo.

Inclinación

1. A la derecha

Firma a la derecha

Extroversión, comunicación y contacto con los demás. El individuo no tiene problemas para relacionarse, no le preocupa decir lo que piensa y es muy seguro.

2. A la izquierda

Firma a la izquierda

Al contrario de la anterior, representa introversión. La persona tiende a regresar a su origen, pasado y recuerdos; generalmente tienen una aprehensión familiar.

3. En forma horizontal

Firma en forma horizontal

Es un individuo que se adapta a las condiciones medioambientales.

Tamaño de la letra

Generalmente se mide en los óvalos de las letras ‘o’ y ‘a’. Cuando es menor a los 2 centímetros, la persona posee un temperamento más bien nervioso, es dinámica, orientada a retos y decisiones. Cuando el tamaño de la letra es mayor a los 4 centímetros, el individuo tiende a ser egocéntrico.

Dirección de la letra

1. Ascendente

Firma ascendente

Persona optimista, intenta siempre superarse a sí mismo y tiene deseos de cambio.

2. Descendente

Firma descendente

La persona es más bien depresiva.

3. Cóncava

Firma cóncava

Capacidad de superación.

4. Convexa

Firma convexa

Se caracterizan por ser personas simpáticas, ingeniosas, aunque algunas veces pueden presentar tiempos de desánimo.

5. Ondulante que subraya la firma

Firma subrayada

Es gente que se adapta fácilmente, son cordiales y positivos. Suelen ser personas con grandes capacidades para los negocios.

Gesto tipos

Son los arreglos: ganchos, arpones, látigos… aquellos signos que se imprimen en el trazado y le dan una fisonomía especial a la firma. Son algo así como un ‘ademán’ o ‘tic’ del firmante.

Dependiendo de si el gesto es fuerte o débil, revela a qué plano se desplaza la libido del firmante o si acumula tensiones internas. También habla de las fallas de su personalidad, donde radican sus complejos y minusvalías.

En la falsificación de documentos y cheques, el falsificador nunca realizará estas características como la persona original, ya que mientras se ocupa de imitar bien la letra, olvida la velocidad, la presión o los gestos típicos. ¿Qué te parece?