Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

La mandaron a cambiarse a una tenida menos “provocativa” y su respuesta fue admirable

Una adolescente tuvo la audacia de usar leggins en la escuela, y ahora habla contra la austera y virtuosa administración que tan correctamente la envió a casa a cambiarse.

Sí, eso fue irónico.

Según cuenta el sitio de People, una estudiante de Oklahoma llamada Rose Lynn fue enviada a casa luego de usar leggins que “pueden distraer a los chicos”.

Lynn, de 17 años, contó que su profesor de inglés le comento que su tenida era “inapropiada” porque estaba usando las leggins con una camiseta y no cubría su ingle. La chica cuenta que comprendió esto en ese momento, pero que se molestó cuando su maestro y el profesor le dijeron que estaba preocupados por cómo los chicos reaccionarían ante su ropa.

“Fueron respetuosos inicialmente”, comenta la chica, “No fue hasta que me dijeron que debía cambiarme por los chicos que me molesté”.

A modo de protesta, Lynn volvió a la escuela usando una remera larga y pintada con lápices sobre sus leggins, con la consigna “No cubre tu INGLE” y “Distraerás a los chicos”.

“Se convirtió en una especie de protesta silenciosa”, dice Lynn. “Lo hice de manera de no causar una escena escandalosa o meterme en problemas, pero poder dar a conocer mi opinión”.

La administración tampoco aprobó esta remera, y Lynn fue sacada de clases y enviada de vuelta a casa por el resto del día.

No importa, Rose, estamos contigo. ¡GENIA!