Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

La lujosa y excéntrica vida del más grande estafador de estrellas de Hollywood

Durante años la policía acumuló varias denuncias en contra de Christophe Rocancourt, pero no tenían las pruebas suficientes para dejarlo tras las rejas.

El francés Christophe Rocancourt vivió una lujosa vida gracias a sus mentiras y estafas a millonarias celebridades, en su mayoría, pertenecientes a la industria del cine. Su principal estrategia fue hacer creer a sus víctimas que los negocios que hicieran con él, serían favorables y convenientes. Fue así como logró embaucar a personas como el actor Jean-Claude van Damme o Mickey Rourke.

Rocancourt se hizo pasar por un multimillonario, conde, corredor de Fórmula uno y campeón de boxeo. También utilizó apellidos como como Rockefeller, De Laurentiis o Loren, pues se hacía pasar por nieto de Sophia Loren, para llevar a cabo sus planes. Debido a estos engaños, logró rodearse de las mujeres más bellas y tener la fama que siempre quiso.

dinero arreglado

Sin embargo, desde siempre, la vida de Rocancourt estuvo rodeada de complicaciones. Su padre, que era abusivo y alcohólico, y su madre, que ejercía la prostitución, lo abandonaron en un estacionamiento cuando tenía solo cinco años. Fue así como comenzó a vivir en recintos que eran propiedad de los servicios sociales.

“Cuando ves a tu madre trabajando como prostituta, cuando ves a tu padre alcoholizado y destruyéndose a sí mismo, realmente no quieres ser eso. Quisiera poder decirte que alguna vez hubo alguien que tuviera una gran influencia en mi vida, pero desgraciadamente nunca tuve esa oportunidad. El único modelo que tuve fue la frialdad”, señaló Rocancourt, según indica el sitio Infobae.

En esa línea, agregó que “creo que tuve motivos para ser así desde muy chico”, en relación a por qué decidió vivir así. Asimismo, aclaró que la lectura lo salvó y lo incitó a vivir vidas que no le pertenecían.

Su primera estafa fue en París, cuando fraguó la escritura de una propiedad que no le pertenecía y que vendió por 1.4 millones de dólares. Posteriormente, efectuó un engaño en una joyería de Ginebra que lo llevó a la cárcel en 1991.

hollywood

Tras salir en libertad se dirigió a Hollywood, y sin hablar una palabra de inglés, logró cometer varios fraudes más.

A un cantante llamado Michel Polnareff, lo convenció de comprar una camioneta Hammer que le había pertenecido al multimillonario egipcio que falleció en un accidente automovilístico junto a la Princesa Diana. Al actor Jean-Claude van Damme le prometió producirle una serie de cintas a cambio de diez mil dólares. Sin embargo, esto nunca fue cierto y no solo le robó dinero, sino que también a su ex esposa, la actriz y modelo Darcy La Pierre.

Para mejorar su estrategia comenzó a organizar lujosas fiestas en restaurantes de moda, pagando grandes sumas de dinero. Además, les pagaba a paparazzis para que lo siguieran.

Aquella vida le permitió conocer a quienes fueron sus parejas: Pía Reyez y Rhonda Rydell, ambas ex conejitas Playboy. A la última la convenció de ser un millonario conde.

Rocancourt continuó haciendo de las suyas en Nueva York bajo el nombre de Christopher Ortuno y, posteriormente, se convirtió en un Rockefeller.

estafador yt dos

La policía, pese a que acumulaba varias denuncias, no tenía pruebas para acusarlo. No obstante, todo cambió cuando una de sus víctimas lo denunció por fraude. Rocancourt quedó nuevamente en prisión.

“Se me critica, pero no me siento atacado por los pobres, a ellos nunca les hice nada. Me dediqué a extorsionar a multimillonarios o, en algunos casos, solo millonarios, no a las personas modestas”, aclaró en una entrevista.

Finalmente, al salir en libertad tras cinco años, la cineasta francesa Catherine Breillat lo acusó de estafa por €700 mil. Rocancourt la convenció de hacer una película de su vida, protagonizada por él y Naomí Campbell. Para ello, solicitó dinero para escribir el guión, pero no nunca lo llevó a cabo. En ese tiempo, Breillat fue disgnosticada con una enfermedad cerebrovascular, por lo que el hecho fue repudiado nacionalmente. Tuvo que pagar 16 meses de prisión y una multa.

Fotos: Captura de Youtube / Shutterstock.

pixel