Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

La inesperada muerte de una mujer tras comer unos bocados de pollo crudo en un restaurante

Fueron 36 horas de verdadera agonía que terminaron en el fallecimiento de la turista inglesa.

La inglesa Natalie Rawnsley viajó junto a su esposo Stewart y sus dos hijos de vacaciones a la isla Corfú, en Grecia, sin imaginar que ahí encontraría un inesperado final. 

La mujer de 37 años, que practicaba triatlón, fue víctima de una intoxicación alimentaria que se salió de control y que terminó por desencadenar su muerte, solo 36 horas después de consumir unos bocados de pollo crudo en el restaurante del hotel donde se hospedaba con su familia. 

“Tenía a mis dos hijos conmigo, nosotros comimos pasta, pan y salchichas. Natalie tenía una cena completamente diferente que consistía en pollo, ensalada, langostinos y verduras”, dijo a los medios el marido de la mujer.

“Ya estábamos en la mesa cuando Natalie regresó con su comida. Natalie comenzó a comer la suya y mientras cortaba el pollo, éste emanaba sangre roja, y le comenté que parecía sangriento”, agregó.

“Ella se levantó, cambió su pollo por una porción diferente, volvió y se lo comió. Consumió sólo unos bocados del pollo (crudo)”, relató el hombre. 

Durante la madrugada Natalie comenzó a vomitar sin parar por lo que en la mañana, ella y su esposo decidieron llamar a un médico, quien le diagnosticó gastroenteritis. Pero su situación empeoró y fue trasladada a un centro médico cercano. En ese momento, “tenía dolor en las piernas y también manchas rojas en todo su cuerpo”, reveló Stewart.

Al día siguiente, Natalie murió ya que producto de la infección se le formaran coágulos de sangre en todo su cuerpo y se bloquearan sus vasos sanguíneos, publica The Independent.

La doctora Athanasia Vargiamidou, quien realizó la autopsia a la mujer, dijo que “la sangre no fue capaz de coagularse adecuadamente, se coaguló mucho y al mismo tiempo”.

La investigación forense determinó que Natalie murió por el consumo accidental de pollo infectado con E-Coli (bacteria Escherichia coli).

Fotos: Shutterstock.

pixel

Etiquetas