Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

La grosera pero graciosa carta que dejó una mujer a su marido antes de irse por el fin de semana

La publicación de Facebook de una mujer que dejó solo a su esposo con sus seis hijos ya ha sido compartida 130.000 veces.

Meghan Maza Oeser se ha convertido en un famoso personaje de Internet durante los últimos días, gracias a una iniciativa que tomó antes de irse a un paseo de fin de semana con sus amigas. Ella decidió dejarle una carta a su esposo, que la compartió a través de Facebook, con indicaciones muy claras para hacerse cargo de los seis hijos de ambos, a quienes se refiere como “los otros”.

“La hora de dormir, la mañana, el desayuno y algún momento cerca de la hora del almuerzo, pueden ser fácilmente confundidos con el infierno, con Satán llegando como Mi Pequeño Pony”, es la primera advertencia que Meghan expresa.

Después, la mujer le dice a su marido que al llegar a casa probablemente percibirá una aparente normalidad, será recibido cariñosamente por sus hijos, pero “promete” que eso no durará mucho.

“Sea o no sea época de escuela… esto también puede ser un infierno”, indica y aclara que los líos empezarán principalmente con Quinn y Penny “como las principales instigadoras”.

Entre los principales problemas que Meghan supone que ocurrirían, ella señala que estos se presentarán a la hora de la cena, cuando Bailey y Harper no quieran comer lo mismo, mientras Quinn llorará cuando su padre mencione “perros calientes”, porque el niño prefiere macarrones con queso, pero no cualquiera, solo los morados.

Para que su esposo pueda hacer dormir a Penny, ella prevé que la pequeña tendrá que dormir junto a él, y para calmarla, le sugiere que le entregue el iPad con el volumen en su más bajo nivel.

Más adelante, Meghan le desea suerte a su marido de manera irónica, si él tiene planeado hacer algo durante el fin de semana. A continuación puedes ver la publicación completa.

“A mi querido marido,

Te escribo esto desde el amor, no te asustes. Solo quería compartir contigo unas cosas antes de que te quedes solo el fin de semana… con los niños.

En ocasiones, la noche, el día, la hora del desayuno y algún momento del medio día pueden confundirse fácilmente con el infierno, solo que con un muñeco de My Little Pony interpretando el papel de Satanás.

Lo primero es lo primero….

A llegar a casa después del trabajo, las cosas no parecerán tan malas. Los niños te abrazarán, saltarán encima y, a rasgos generales, se verán bastante contentos al verte. Durará poco, te lo prometo. Sea temporada de colegio o vacaciones, este momento es conocido como la hora infernal. Los niños van a pelearse por cualquier cosa, siendo Quinn y Penny las principales instigadoras. Es probable que Quinn se moleste con Penny porque esta se haya puesto su vestido de Elsa, y Penny con Quinn porque ella solo le deja ser Anna. Penny también dará problemas a la hora de dormir, pero de eso te hablaré más adelante.

11891979_10206767931344416_2252993255492715981_n-723x350

La cena será horrible. Bailey querrá pizza, mientras que Harper te pedirá perritos calientes. Quinn llorará cuando oiga las palabras “perrito caliente” y te insistirá pidiendo macarrones con queso (pero no de los naranjas o blancos, ella querrá los de color púrpura). No tendremos de color púrpura y entonces pedirá tostadas. Tu ya habrás empezado a hacer los macarrones con queso para Penny, pero al oír que Quinn quiere tostadas, ella también querrá. Tendrás que tirar los macarrones, porque desde que Bailey tuvo gripe estomacal hace cinco años tras comer macarrones naranjas, Harper solo los come blancos. Puede que te puedas olvidar de Haper porque su amiga Lily, “inesperadamente”, se presente en casa y vayan a comer algo por ahí. Al final, todo el mundo tomará cereales para cenar.

Después del desayuno/cena querrás sentarte y relajarte, pero te advierto que no lo hagas. Todos estarán tranquilos, MUY tranquilos… eso es porque nuestros tres preadolescentes empezaran a dormirse en cualquier lugar. No les dejes conciliar el sueño, o básicamente estarás jodid*. Si se duermen pronto se levantarán sobre la 1:30 AM, y dado que su horario de dormir es de 21:30 a 5:00 AM, esto no es recomendable.

Seguimos…

Lily seguirá por allí, y empezarás a preguntarte dónde demonios estarán sus padres.

Hora de dormir…

Buena suerte amigo.

Pijamas. Jodid**** pijamas. Ni siquiera intentes ponerle nada a Penny que no sea su camisón, o incluso vestida lo seguirá buscando. Ella te pedirá su camisón de Minnie Mouse, pero una vez que se lo pongas empezará a gritar de agonía porque le pican las mangas. Ponle mejor el de Elsa. Lo más probable es que esté sucio y lleno de mierda, pero ¿y qué? También lo estará ella, no puedo recordar la última vez que logré poner jabón sobre esa niña.

13724105_10209174812594943_8681517048524135425_o

Deja que Penny se duerma en el sofá contigo. Dios sabe que es más fácil si concilia el sueño en otro lugar antes. Quinn, Harper y Bailey irán cayendo por igual, pero cuando los lleves a la cama, se darán cuenta de sus bocas han sido castigadas por el fuego de Dios, y actuarán como si hubieran caminado 800 put*s millas por el desierto del Sahara. Todos bajarán de nuevo, uno por uno, a pedir agua… y pasarán unos 5 minutos bebiendo… No permitas que ninguno use la taza de Elsa rosa de Quinn. Si ella ve esto, estás perdido.

Terminarás llevándote a Penny a la cama contigo, pensando que es una buena idea. JAJAJAJAJAJAJA, hazlo si no deseas dormir nada de nada.

Mejor trata de meterla en la cama. Dale el iPad y tu vida mejorará… prometido. Asegúrate de que baje el volumen y el brillo de la pantalla. Hablando de brillo, no te olvides del humidificador. Llena esa mierd* y añade dos gotas de paz y calma, una de lavanda y otra antiestrés. Si ese día se ha comportado como un grano en el culo, añade también un poco de incienso. Ajusta la luz en el color púrpura. Cariño púrpura, recuérdalo. Si la pones de color azul, ella actuará como si sus retinas se fundiesen por culpa del maldito Sol. No olvides de colocar su taza en la mesita. En serio.. no lo olvides. Ella beberá un poco y luego te pedirá dejarla en la mesita. Cinco minutos después te llamará para que dejes esa mierd* en el tocador. A las 3 de la mañana se despertará gritando que alguien le ha robado su taza de la mesita. Si lo olvidas, solo rellena la taza y reza porque vuelva a dormirse. ¡Ah! Y no olvides encender el ventilador. Esa chica suda como si se acabara de comer 12 bocadillos de carne picante.

13516444_10209019472831546_878821658027751795_n

Desayuno. ¡JA! Tan divertido como la cena… o peor. Toma café. Un montón de café, pues lo vas a necesitar. Penny puede querer cereales, o quizás pan tostado. Hagas lo que hagas, guarda su cuchara. De lo contrario es probable Quinn la coja y se la enseñe a Penny; ella creerá que tú se la has dado y se alzará en pie de guerra contra ti. El desayuno puede llegar a ser tan desastroso que te olvides de comer, y comiences a alimentarte con batidos de cafeína.

Es casi la hora de comer. Puedes empezar a beber ahora.

Enjabona, enjuaga y repite. Nos vemos el domingo.

¡Ah! … solo en el caso de que no quieras hacer nada este fin de semana.. buena suerte. Quién llora, básicamente, cada 5 minutos y el esófago de Penny estalla en llamas cada 4,5 segundos, por lo que no deja de beber agua y de ir al baño cada pocos minutos. A veces podrá ir sola y otras es completamente incapaz y se queja por todo. Eso incluye su ropa interior, que puede mojar. Mejor tener una muda de remplazo. ¡Ah!, y ya que me hiciste deshacerme de la mayoría de tazas y bebedores, ahora solo tenemos dos… ella no parará de perderlos. Buena suerte encontrándolos.

Besos.

Tu esposa.”

Fotos: Meghan Maza Oeser – Facebook.com

pixel