Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

La drástica idea que pasó por la cabeza de Ashton Kutcher para salvar a su hermano mellizo

Fue cuando el actor sólo tenía 13 años que pensó en una forma para salvarle la vida a su mellizo, quien sólo sobreviviría 48 horas conectado a un respirador mecánico. 

Desde muy joven Ashton Kutcher ha conquistado el mundo de la televisión y el cine, especialmente tras su paso por la recordada serie “That ’70s Show”, donde interpretó al carismático Michael Kelso.

Con el paso del tiempo, el actor ha sido parte de una decena de películas como “Recién casados”, “Amigos con derecho”, “Jobs” y “El efecto mariposa”. Además, ha tenido un excelente paso por series como “Two and Half Men” y “The Ranch”.

Sin embargo, y lo que muy pocos saben, es que detrás de la fama de Ashton se esconde un secreto bastante duro.
Junto con su hermana mayor Tausha, el actor tiene un mellizo llamado Michael, quien nació con serios problemas de salud y pesando apenas 1 kilo con 800 gramos; mientras que Ashton alcanzó 4 kilos con 700 gramos. Esto causó que Michael fuera diagnosticado con parálisis cerebral por deficiencias neurológicas irreversibles poco antes de ingresar al jardín.

PicMonkey Collage

A través de su niñez, el mellizo del actor tuvo que luchar con diversas complicaciones médicas relacionadas con el habla, la vista y el desarrollo de habilidades motoras, aunque lo más grave era una cardiopatía.

“No quería volver a casa y enterarme de nuevas malas noticias sobre Michael”, confesó alguna vez Ashton, según consigna Movie Pilot.

A medida que pasaba el tiempo la condición de Michael empeoró, por lo que las posibilidades de sobrevivir sin un trasplante de corazón eran casi imposibles.

Cuando Ashton tenía 13 años visitó a su hermano en el Hospital de la Universidad de Iowa y se enteró de su mellizo se mantenía con vida con la ayuda de un respirador mecánico, aunque sólo podría ser así por 48 horas. Si en ese tiempo no aparecía un donante, Michael moriría.

Ante esto, lo primero que el intérprete pensó fue sacrificar su vida para que su hermano pudiera seguir viviendo con su corazón. Varios años después, en 2005, revivió la experiencia.

“Estaba sentado en el balcón pensando en lanzarme al vacío, hasta que de pronto llegó mi papá y me preguntó en qué pensaba. Cuando le conté me respondió: ‘tú no puedes hacer eso'”, relató en ese entonces.

Fue precisamente en esos momentos que los médicos avisaron que una mujer había fallecido en Florida durante un accidente de tránsito, por lo que venía un corazón para Michael en camino.

Finalmente, la cirugía resultó exitosa y desde entonces cada vez que los hermanos hablan se despiden con un “Te amo”.

Foto:  Shutterstock / Wikipedia / @mkutch – Twitter

pixel