Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

La desconocida historia detrás de la icónica portada de La Naranja Mecánica

Una novela que marcó a generaciones pero que pocos conocen la forma en que se ideó esta famosa portada.

Una gran obra de arte no siempre ha necesitado largas horas de realización y dedicación. Ha ocurrido que desde la improvisación artística, con el tiempo que apremia, la espontaneidad y la desesperación, han nacido impresionantes obras de arte.  Es así como David Pelham creó la reconocida portada de la novela más popular de Anthony Burgess, “La naranja mecánica”.

La primera edición de la novela fue publicada en 1962 por la casa editorial Heinemman sin lograr mucho éxito, lo que si logró fue algo de escándalo, debido a la crudeza y violencia descrita en su contenido, agregando que Burgess creó su propia jerga para “La Naranja Mecánica”, lo que complicó el entendimiento y recibimiento del libro.

CAPTURABURGESS

Sin embargo, la pieza literaria fascinó a la contracultura underground de Estados Unidos y cuando llegó a la esposa del director de cine Stanley Kubric, lo primero que hizo al terminar de leerlo fue entregársela a él,

El cineasta, después de acabar con la novela, armó rápidamente toda la historia, los personajes, las ideas y sobretodo el lenguaje. La gran trama de “La Naranja Mecánica” retrataba los problemas sociales, culturales, políticos y filosóficos de la época y lo hacía con un estilo y elegancia inigualable, lo que encantó a Kubric.

Ya estaba lista la producción cinematográfica, cuando David Pelham, el director de arte de la conocida editorial Penguin (Inglaterra) fue a la proyección para los medios de comunicación de la película de Stanley Kubric. Su objetivo era crear una portada que fuera coherente con la película. Y lo logró en una sola noche.

Pero a David Pelhman no le resultó fácil. Por más que le pidió imágenes exclusivas al director Stanley Krubic, para lograr inspiración en crear una buena portada, no lo logró.  Y mayor fue el problema cuando al contratar un ilustrador no cumplió con los plazos fijados.

Y tiempo era lo que menos tenía. Pelham tuvo que enfrentarse al desafío de crear la portada en pocas horas, mientras todos dormían.  Pero el diseñador lo logró y dibujó al icónico protagonista de la novela con su particular sombrero y un ojo cómo único elemento de su rostro, utilizando colores en un estilo muy setentero.

la naranja mecanica wiki 600

Pelhman recuerda que la tipografía le llegó a altas horas de la madrugada por correo, mientras se encontraba concentrado trabajando en la portada. El trabajo final debía entregarlo en la mañana, rápidamente le incorporó el título y el nombre del creador de “La naranja Mecánica”.  En la oficina donde debía entregar su trabajo, le incoporó el contorno negro al protagonista de la novela, Alex DeLarge, sin tener el tiempo de revisar los detalles.

Y ¡Bravo! Nació la portada que hizo cambiar de parecer a muchos y que influyó en la cultura y que actualmente es considerada como una de las mejores de todos los tiempos, reproducida un montón de veces y siendo deseada por los fanáticos del libro.

portada

Fotos: Captura Youtube / Wikipedia

pixel