Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

La brutal historia del preso que mató a sus dos parejas al interior de la cárcel

El femicida cometió los dos crímenes mientras era visitado por las víctimas.  En el último hecho estaba presente su hijo de dos meses. 

Gabriel “Chirete” Herrera es un preso argentino que pasará a la historia por un brutal récord de violencia dentro de los penales del país. En el 2006 fue condenado a cadena perpetua por matar a expareja al interior de una cárcel de la ciudad de Salta y hace solo unos días volvió a cometer el mismo delito en contra de la que era su actual pareja.

Andrea Neri, de 19 años, conoció a Herrera en la misma Unidad Carcelaria 1 de Villa Las Rosas de Salta, donde el femicida cumplía condena, cuando esta fue a visitar a un primo privado de libertad. Se enamoró de Herrera y ahora eran padres de un bebé.

violencia-de-genero-2339022w620

Una publicación de La Nación consigna que la joven concurrió el jueves a visitar a “Chirete” junto al hijo de ambos, de apenas dos meses. Era una visita íntima, como otras que ya había realizado durante el año, gracias al buen comportamiento del interno.

tmb1_70533_20170105223328

Pero durante la visita, a eso de las 15:30 horas, en un cubículo donde estaba presente el pequeño, Herrera asesinó a Neri con una talladora de madera. Luego de matarla, el femicida le entregó el niño a un guardia, le confesó el crimen y caminó tranquilo por uno de los pasillos de la cárcel hasta su celda.

tmb1_70530_20170105211631

“Apenas tomamos conocimiento del hecho, y por disposición del gobernador Juan Manuel Urtubey, intervenimos el penal y suspendimos a los dos funcionarios penitenciarios a cargo de esa unidad. Además enviamos un equipo del área de Derechos Humanos para asistir al bebe y trabajar con los familiares de la víctima”, dijo la ministra de Derechos Humanos y Justicia de Salta, Pamela Calletti.

La funcionaria confirmó que Herrera cumplía condena perpetua por el asesinato de su ex pareja, Verónica Castro (29), a lo que ahora se deberá sumar una nueva pena por el segundo femicidio cometido también dentro de un penal argentino.

Fotos: Gabriel Herrera – Facebook. 

pixel