Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

La bebé no paraba de llorar, hasta que le quitaron sus calcetines y se dieron cuenta de esto

La familia Walker vive en Kansas, Estados Unidos y ha querido compartir su experiencia, para que a ningún niño o niña le ocurra lo mismo que vivió Molly.

Molly Walker

En septiembre de 2015, llegó a la familia la pequeña. Nació 7 semanas antes de lo presupuestado, al igual que su hermanita Mya, que tiene 3 años.

Mya y Molly

Un día la familia salió a comer, cuando Molly se puso inquiera y no paraba de llorar. Sus padres intentaron calmarla, pero nada funcionaba.

Scott y Jessica Walker

“Molly ha estado luchando contra algunos problemas de cólico y reflujo en los últimos dos meses, por lo que agitarse no era nada extraordinario para ella, pero algo parecía fuera de lugar esta vez”, dijo Scott, su padre.

Jessica, la esposa de Scott advirtió que Molly parecía subirle la temperatura, por lo que ella le quitó los calcetines al bebé. Entonces, se dio cuenta de que algo extraño ocurría en los pies de Molly.

Dedos de Molly

La pequeña tenía envuelto uno de sus dedos con un pedazo de cabello con tanta fuerza, que había cortado su circulación de sangre y su piel. Los médicos llaman a este fenómeno “Síndrome del torniquete por cabellos o hilos”. La condición es muy común y puede ser muy grave si no se trata inmediatamente.

Esto se produce cuando un cabello queda atrapado cerca de los dedos de un bebé, como por ejemplo en un calcetín, y de alguna manera comienza a enrollar apretadamente. Puede ocurrir en los dedos de manos y pies, e incluso en los genitales.

Dedo con el síndrome

Para que ninguna familia tenga que pasar por lo mismo, Scott publicó lo que le ocurrió en Facebook.

“Esta tarde me pegué un pequeño susto con Molly. Lo que le pasó era algo que yo desconocía, pero aparentemente no del todo infrecuente. Por eso decidí compartirlo con otros padres del mundo.

Estaba almorzando con mi familia y Molly estaba malhumorada y chillaba… nada fuera de lo común. Sin embargo, al estar cada vez más alterada, la niña empezó a acalorarse, así que Jess decidió quitarle los calcetines para que se enfriara un poco. Es entonces cuando vio su dedo gordo; Molly tenía lo que se denomina un “torniquete por cabellos”. Este se produce cuando una hebra de cabello (o un hilo también), al estar dentro de un calcetín, se lía de forma inexplicable alrededor de un dedo. Esto puede llegar a hacer un corte en la piel y cortar la circulación sanguínea”.

Afortunadamente,  Molly tiene una madre con superpoderes de emergencia que pudo extraer el cabello con pinzas y una lupa en pocos minutos. Esta foto fue tomada unos 45 minutos después de extraer el cabello. Por desgracia, la fibra de cabello hizo un corte en la piel de alrededor del dedo gordo de Molly, pero podía haber sido mucho peor si no lo hubiéramos visto o si el cabello fuera inaccesible.

El médico me dijo entonces que siempre debía mirarle los dedos gordos a la niña cuando no parara de llorar. Solo quería que otros padres y cuidadores de niños lo supieran”.

Dedos de Molly sanándose

Finalmente la pequeña Molly se recuperó y tiene su dedo sano. Comparte este artículo con todos para estar informados sobre estos pequeños percances que pueden ocurrirle a los bebés.

Fotos: Scott Walker – Facebook.com