Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

La alocada historia de Mary Toft, la mujer que daba a luz conejos

La historia causó gran revuelo en el siglo XVIII y acaparó las portadas de los medio de la época.

Ya han pasado 290 años de uno de los casos “médicos” más intrigantes y raros de la historia. Se trata de lo ocurrido a principios del siglo XVIII en Inglaterra, cuando una joven de 23 años llamada Mary Toft, aseguró que tenía la capacidad de parir conejos.

Relatos de la época señalan que la mujer, que estaba embarazada, un día mientras orinaba en el campo vio un pequeño conejo corriendo, en ese momento se obsesionó con estos animales y sintió un deseo profundo de comerlos, lo que no podía concretar por el estado de pobreza en el que vivía. Tras esto la chica sufrió un aborto espontáneo.

Es importante mencionar que a pesar que en la actualidad esta idea suene descabellada, en la época existían muchas dudas en cuanto a la gestación, motivo por el que muchas personas creyeron y sostuvieron la idea de que Mary decía la verdad, historia que además era avalada por su esposo.

_91363746_1024px-mary_toft_1726

Registros de aquel entonces sostienen que los conejos nacían muertos, lo que hacía dudar de este hecho, pero también aseguran que dentro del vientre de la mujer se registraba movimientos similares a los de un conejo saltando.

Pero algunos doctores no se dejaron llevar por el sorprendente hecho y decidieron investigar a fondo el caso, comenzando a dudar de la veracidad, ya que encontraron bolitas de excremento en el interior de sus estómagos que señalaban que los animales se habían alimentado de heno antes de ser introducidos en el vientre de Mary, además de presentar marcas de haber sido cortados con un cuchillo.

Se llegó a la conclusión de que conejos disecados fueron introducidos en el cuerpo de Toft, los que mantuvo en su cuerpo durante horas. En estricto rigor, ella sí dio a luz a ejemplares de esta especie, pero todo se trataba de un montaje.

Para desenmascarar a la mujer decidieron llevarla a Londres para que diera a luz  su conejo número 18 , pero en ese entonces el caso acaparaba las portadas de los medios de comunicación de la época. Todos hablaban de esta increíble situación en las calles y las personas dejaron de alimentarse de este animal.

1

Pero esto llegó a su fin cuando el portero del lugar donde se estaba quedando Mary confesó que la mujer había solicitado que le llevara un pequeño conejo, lo que indignó al médico tratante, quien obligó a la mujer a confesar el fraude o tendría que realizarle una serie de dolorosos estudios. Ante esto Toft decidió decir la verdad, manifestando que: “No seguiré más con esto. Prefiero colgarme”.

Finalmente, la joven no fue condenada por las mentiras que dijo durante todo este tiempo, ya que fingir un embarazo de conejos no era delito, por lo que fue dejada en libertad. Mary Toft falleció a la edad de 40 años, pero nunca la sociedad olvidó el fraude en el que estuvo involucrada, motivo por el que en su certificado de defunción fue registrada como: “Mary Toft, viuda y la impostora del conejo”.

¿Qué te pareció esta historia? Cuéntanos en los comentarios.

Fuente: BBC.com

Fotos: Wellcome Library, London – Public Domain 

Foto portada: YouTube (referencial)

pixel