Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Jardinero ‘resuelve’ por casualidad el robo del cuadro más buscado de Gustav Klimt

En 1997 el robo del cuadro “Retrato de una Dama”, del pintor austriaco Gustav Klimt, dio la vuelta al mundo luego de que desapareciera sin dejar rastro de la Galería Ricci Oddi en Piacenza, ubicado en el centro de Italia.

Más de 20 años después, la obra que desapareció misteriosamente justo antes de que fuera trasladada para una exposición y que se convirtió en el cuadro más buscado de Klimt, apareció en el lugar menos pensado: en la misma galería de la que había desaparecido.

La obra del artista fue encontrada por casualidad por un jardinero que realizaba labores de limpieza en uno de los muros exteriores de la galería italiana.

El hombre estaba limpiando de hiedra la fachada de la galería cuando notó un panel de metal en la pared. Al retirarlo, vio que había un hueco entre la pared externa e interna. En su interior había un saco negro que en un comienzo pensó que se trataba de basura, pero inmediatamente prefirió dar aviso a sus superiores.

Aunque todavía faltan las últimas pruebas para confirmar la autenticidad de la obra, el mismo director de Galería Ricci Oddi, Massimo Ferrari, señaló que está seguro de que se trata de la pintura de Klimt, cuyo valor ronda los 60 millones de dólares.

Pero ¿cómo apareció en el lugar donde había desaparecido hace más de dos décadas?

Se cree que los ladrones escondieron la obra momentáneamente en una de las paredes de la galería para luego ir a buscarla, sin embargo, debido al revuelo mundial que generó el robo, habrían decidido dejado ahí para no correr riesgos de ser atrapados.

Foto:Captura de video

Etiquetas