Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Los jabones antibacteriales pueden ser dañinos y en EE.UU. los están sacando del mercado

Autoridades estadounidenses detectaron algunos químicos que podrían ser dañinos para la salud de las personas.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) dispuso la semana pasada que deben desaparecer del comercio los jabones de baño y cuerpo denominados como “antibacteriales”. El plazo máximo para que las compañías fabricantes cumplan con la medida es de un año.

Según informa la BBC, esta restricción se aplica a productos que contengan una serie de ingredientes aparentemente nocivos para quien los utiliza, entre los que constan el triclosan y triclocarban. Esos son los componentes más comunes  y con mayor presencia en la mayoría de jabones antibacteriales.

Foto de Shutterstock

Investigaciones han indicado que la exposición a los ingredientes mencionados podría aumentar la resistencia bacteriana o efectos hormonales. Ante ello, las autoridades estadounidenses han solicitado, desde hace algunos años atrás, estudios científicos que demuestren cómo un jabón antibacterial puede resultar más efectivo que un jabón común.

Janet Woodcock, directora del Centro para la Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA manifestó que:

“Los consumidores pueden creer que los jabones antibacteriales son más efectivos para evitar la propagación de gérmenes, pero no tenemos evidencia científica de que sean mejores que (lavarse con) un jabón común y agua”.

A través de un comunicado oficial, desde el Instituto Estadounidense de la Limpieza argumentaron que:

“Los fabricantes continúan con su trabajo para proporcionar más datos científicos para llenar las lagunas en la información identificadas por la FDA”.

La prohibición instaurada por el ente regulador de alimentos y medicinas no incluye al gel antiséptico, a toallas húmedas, ni a otros productos antibacteriales utilizados en centros de salud. Las autoridades de Estados Unidos han señalado que el lavado de las manos con agua y jabón convencional es la acción más efectiva para prevenir el contagio y propagación de enfermedades, y en el caso de usar gel antibacterial, este debe contener, al menos, 60% de alcohol.

Foto: Shutterstock

pixel