Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Iker Casillas habló del día que sufrió el infarto y de la persona que le salvó la vida

La emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus tiene a la gran mayoría encerrados en sus casas. Personas comunes y corrientes, al igual que deportistas y estrellas de cine, se han visto obligados a respetar la cuarentena para hacer frente al mortal virus.

Como una forma de hacer más llevadero el confinamiento, varios han optado por videollamadas para estar más cerca de sus seres queridos o simplemente para despejar un poco la mente y reírse un rato, según recoge Marca.

Es lo que hicieron un grupo de “Galácticos” del Real Madrid que compartieron una transmisión simultánea con sus fanáticos. Ronaldo, Roberto Carlos, Figo, David Beckham e Iker Casillas se reunieron a través de Instagram para hacerle frente a esta cuarentena.

Entre risas y bromas, también hubo momentos para temas más serios, como por ejemplo, el infarto al corazón que sufrió Casillas en 2019. “Me pegaste un susto hace poco, ¿qué ha pasado?”, le preguntó Ronaldo sobre lo ocurrido ese 1° de mayo del año pasado durante un entrenamiento del Porto.

“Ya van 11 meses y ocho días. Va a ser un año ahora el 1 de mayo”, comenzó diciendo el ex arquero del Madrid, sobre el día que le cambió la vida como futbolista, ya que tras su recuperación hizo oficial su retiro de la actividad.

“Fue un susto tremendo, la verdad que sí. Tuve suerte de que me pasó en el campo de entrenamiento y el doctor estuvo muy rápido”, continuó relatando el español.

De hecho, reconoció que si no hubiera sido por la rápida acción del médico del equipo, la historia podría haber sido muy diferente. “Eso fue lo que me salvó la vida. Estaré siempre agradecido al doctor Nelson Pugga y a toda la gente que ayudó en su momento a trasladarme al hospital”, señaló.

Los exámenes posteriores arrojaron que Casillas tenía obstruida la arteria coronaria derecha. Mientras se recuperaba de dicha dolencia pasó a formar parte del cuerpo técnico del Porto, colgando para siempre los guantes.

Foto: Shutterstock

Etiquetas