Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Hinchas finalmente derribaron la estatua de Zlatan a horas de su debut en el Milan

Desde que Zlatan Ibrahimovic anunció que se había convertido en copropietario del Hammarby, los hinchas del Malmo, club en que el sueco debutó como futbolista profesional, no le han perdonado esa “traición” y se han ido en contra de la estatua del delantero que hay en el estadio del equipo.

Esto porque el Hammarby es el rival histórico del Malmo, por lo que el hecho de que el futbolista haya comprado parte del club, fue considerado por los fanáticos como una traición imperdonable.

En el primera ataque que sufrió la estatua a finales de noviembre, los hinchas le prendieron fuego y tiraron pescados podridos en la puerta de una de las residencias que tiene Zlatan en Estocolmo.

Luego, un mes después, los fanáticos le cortaron con una sierra la nariz y el dedo de un pie. “Una traición se convirtió en una traición y una provocación”, dijo Kaveh Hosseinpour, vicepresidente del grupo oficial de hinchas de Malmo.

“En esencia, nos dio una cuchillada en la espalda, y luego vino con una espada y nos decapitó”, agregó en esa oportunidad.

La noche de este domingo, la estatua fue finalmente derribada por un grupo de fanáticos, a solo horas del debut de Zlatan en el AC Milan, club con quien firmó contrato hace un par de semanas y con quien saltará a la cancha este lunes frente al Sampdoria por la fecha 18 de la liga italiana.

“Comprendo que muchos se sientan decepcionados por el comportamiento de Zlatan, pero vandalizar una estatua es simplemente indigno. Hay que manifestar su descontento de manera democrática”, dijo la adjunta municipal encargada de Deportes, Frida Trollmyr.

Foto: Shutterstock

Etiquetas