Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Fueron separadas al nacer pero el destino las quiso reunir años después de la forma menos pensada

Dos hermanas se hicieron amigas en la escuela y sus familias adoptivas son del mismo barrio, pero nadie sabía que compartían un lazo sanguíneo. 

Hay lazos que son imposibles de romper a pesar de la distancia. La pareja compuesta por Staci y Jim Meneage, de Missouri, Estados Unidos lo confirmó, luego de adoptar a la pequeña Elliana, una niña de 10 años que estuvo varios años en un orfanato en China antes de encontrar una familia.

Por cosas del destino, la familia Galbierz, que vive a unas pocas cuadras de los Meneage, también adoptaron una niña de China, de nombre Kinley, de solo siete años. Ambas menores asistían a la misma escuela y rápidamente se hicieron amigas, publica No lo Creo.

fdf536dd426550226d9fcece06b61b6b

Por la amistad de las niñas las familias empezaron a compartir y el tema de conversación por lo general giraba en torno al parecido físico de las pequeñas. Ellas provenían de ciudades distintas y considerando la población de China era poco probable que pudieran tener algún parentesco, pero lo padres adoptivos no podían evitar preguntarse si había alguna relación entre ellas.

d40fa7576bac3be05e38b380f903fa78

Fue tanta la duda, que los Meneage propusieron hacerles una prueba de ADN, que resultó decisiva. Parecía imposible que fueran a tener una respuesta positiva, pero cuando les entregaron los resultados había 99.9% de probabilidades de que fueran medio hermanas. El destino las había separado y luego las volvió a juntar, solo que a miles de kilómetros.

En este video puedes ver la historia de estas dos hermanas.

¿Qué te pareció esta historia?

Fotos: Facebook.

pixel