Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

George Orwell tenía permiso de su esposa para acostarse con otra mujer dos veces al año

El martes se conmemoró el 70 aniversario de la muerte del escritor británico George Orwell, una fecha en la que ha salido a la luz nueva información sobre la vida privada del autor de “1984” y “Rebelión en la granja”.

Un conjunto de cartas compradas por el hijo de Orwell, casi siete décadas después de su fallecimiento, revelan que el inglés le escribió a una amiga para decirle que podían tener relaciones sexuales dos veces al año con la aprobación de su esposa.

Las cartas iban dirigidas a Brenda Salkeld, a quien el autor conoció en 1933, unos años antes de su primer éxito editorial “Sin blanca en París y Londres”, y que influyó en sus escritos posteriores, como atestiguan las misivas, cuyo contenido fue difundido este lunes por el periódico británico The Times.

Orwell le comunicó a Salkeld que su primera esposa, Eileen O’Shaughnessy, entendía sus deseos y “deseaba que yo pudiera acostarme contigo unas dos veces al año, solo para mantenerme feliz”. En un texto anterior, escribió: “No sé si alguna vez has llegado a comprender lo mucho que significas para mí. Además dijiste que finalmente pensabas tener un amante, así que si es así no veo por qué no debería ser yo”.

Orwell siguió escribiendo a Salkeld hasta 1949, justo antes de su segunda boda y tan solo unas semanas antes de su muerte, ocurrida el 21 de enero de 1950 en el University College Hospital de Londres.. Las cartas muestran que usaba a Salkeld para sondear sus ideas, recoge La Vanguardia. 

Otro conjunto de cartas compradas por Blair también muestra la continua admiración de Orwell por una antigua amante, Eleanor Jacques. Blair explicó que las misivas mostraban que Jacques y Brenda Salkeld “tuvieron mucha más influencia sobre el escritor británico de lo que se suponía en un principio”.

“Eran cartas muy personales”, dijo. “Creo que hubo algún contacto físico ocasional en ambos casos. Le gustaban las mujeres muy fuertes. Mujeres que tenían una opinión. Eso es lo que le atraía. El hecho de que obtuviera algo (de ellas) más allá de eso era un añadido”, aseguró el hijo del escritor, que compró las cartas para donarlas al Archivo George Orwell del University College de Londres.

Foto: Wikipedia.

Etiquetas