Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Gemelo confesó crimen por el que su hermano lleva 13 años en la cárcel

Pese a que el crimen ocurrió en 2003, no fue hasta 2006 que el hombre admitió su culpa frente a su hermano, aunque su confesión tuvo que esperar una década más. 

“Estoy aquí para confesar un crimen que cometí del cual él fue erróneamente acusado”. Esas fueron las palabras de Karl Smith frente a la Corte Penal de Leighton, Chicago, con las que dejaba en claro que su hermano gemelo había sido juzgado por un delito que no cometió.

Kevin Dugar, el hermano en cuestión, ha estado en prisión desde 2003 y cumplió hace algunos días 13 años privado de libertad. Por lo mismo, la única reacción que tuvo al momento que escuchó las palabras de Karl fueron las lágrimas.

descarga (3)

Ambos sujetos se criaron juntos y vivieron bajo el mismo techo, pero Karl decidió cambiarse el apellido hace un tiempo en honor a su madre.

La confesión de Karl se da luego de que la justifica estadounidense rechazara la apelación que presente a los 99 años de sentencia, a los que fue condenado tras haber sido hallado culpable de un robo armado que tuvo como resultado la muerte de un niño de 6 años.

Ante esto, el hombre no tiene nada que perder al admitir que él también cometió el asesinato por el que fue acusado su hermano.

gemelos

Desafortunadamente, las autoridades no están del todo convencidas en torno a las palabras de Karl, ya que su confesión no “concuerda” con la versión de los testigos; consigna Infobae. Esto sumado al hecho de que ambos poseen un extenso expediente policial que incluye venta de droga y suplantación de identidad entre ellos.

El asesinato en cuestión ocurrió en 2003 y Karl jamás admitió su responsabilidad, pese a que Kevin ya había sido condenado. No fue hasta 2006 que le escribió una carta a su gemelo admitiendo el crimen.

“Tenía que sacarlo de mi pecho antes que me matara. Así me limpiaré y rezaré para que puedas perdonarme… soy el que disparó y mató a esos dos en Sheridan esa noche. La razón por la que no dije nada en aquel entonces fue porque no encontré ni pude hallar la fuerza para hacerlo”, fueron las palabras que le dedicó Karl a su gemelo para confesar su culpabilidad.

Cabe mencionar que ambos hermanos lucen tan idénticos que sólo pueden ser identificados con su atuendo de prisión.

Fotos: Departamento de Correccionales de Illinois / Sistema Judicial de Illinois

pixel