Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Funeral termina con los asistentes drogados luego que sirvieran por error un pastel de hachís

Parece la premisa de una comedia disparatada donde todo lo que puede salir mal, termina saliendo peor. Y es que en un funeral, en la localidad alemana de Rostock, los asistentes resultaron intoxicados por cannabis después de que por error, sirvieran un pastel de hachís.

En Alemania es costumbre tomar café y comer pasteles tras los entierros, por lo que los participantes se dirigieron a un restaurante con este propósito. Sin embargo, tras comer el pastel, trece personas comenzaron a presentar náuseas y mareo y solicitaron asistencia médica, publica The Guardian.

De acuerdo a la policía, la hija del dueño del restaurante, de 18 años, se había encargado de hacer los dulces, y además había hecho el pastel de cannabis “para otra ocasión”. Los dependientes no lo sabían y terminaron sirviendo esta tarta a los deudos.

Foto: Shutterstock.

Etiquetas