Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Fue a ver a su bebé, la encontró con estos graves hematomas y no te imaginas cuál era la causa

Fiebre, dolor de cabeza, dolor de estómago, ampollas. La varicela o lechina es una enfermedad bastante desagradable para los niños. La picazón los lleva a rascarse y causa algunas lesiones, pero eso no es nada comparado con lo que le pasó a esta pequeña niña.

Bo August tiene 4 años y su simple varicela casi le cuesta perder una de sus piernas.

Bo August

Esta simple enfermedad se convirtió en una inusual condición llamada “púrpura fulminante” o “meningococemia”, esto significa que la sangre no coagula correctamente.

Los padres de Bo se percataron de que algo andaba al cuando la pequeña dijo que tenía un gran dolor en sus piernas y que no podía caminar.

Piernas de Bo

Ahí vieron que la pequeña Bo tenía sus piernas llenas de hematomas de color morado. Tuvo que pasar 3 meses hospitalizada y corría un gran riesgo, porque podía perder sus piernas.

La llevaron al Hospital de niños de Birmingham, en Reino Unido, y los doctores rápidamente la diagnosticaron con la extraña enfermedad.

“Fue literalmente el peor momento de mi vida cuando se le diagnosticó… Le pregunté al doctor si es que había riesgo vital y dijo que su vida y su integridad física estaban en peligro.”, cuenta Julia, la madre de Bo.

Tras los tratamientos, la pequeña tuvo que aprender a caminar nuevamente, luego de pasar un tiempo en silla de ruedas. Increíblemente, Bo está en una recuperación completa.

Piernas de Bo recuperadas

“Quiero dar a conocer esta condición, ya que puede ser una pesadilla para cualquier padre que se le diga que su hijo podría morir o perder sus extremidades a causa de una varicela“, cuenta Julia.

Bo junto a su familia

La madre está orgullosa de lo fuerte que fue su hija durante todo el proceso. Comparte esta historia para que muchos más conozcan esta enfermedad.

Fotos: Julia August – Facebook.com