Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Experimento genético contra el VIH pudo haber creado mutaciones no intencionadas en China

Un experimento genético contra el VIH pudo haber creado mutaciones no intencionadas en China. Fue una edición de genes realizada en gemelos para inmunizarlos contra el virus y que puede haber fallado, dando paso a la modificación.

El MIT Technology Review publicó fragmentos del manuscrito original para mostrar cómo el biofísico chino He Jiankui ignoró las normas éticas y científicas al crear a las gemelas Lula y Nana, cuyo nacimiento a finales de 2018 dejó en estado de shock a la comunidad científica.

En ese momento se planteó como una alternativa para “controlar la epidemia del VIH”, pero no estaba claro si incluso había tenido éxito en su propósito previsto: inmunizar a los bebés contra el virus, porque el equipo de hecho no reprodujo la mutación del gen que confiere esta resistencia.

Un pequeño porcentaje de personas nacen con inmunidad debido a una mutación en un gen llamado CCR5 y fue este gen al que afirmó haber apuntado He Jiankui utilizando una poderosa herramienta de edición conocida como Crispr, que ha revolucionado este campo de investigación desde 2012, consigna La Vanguardia. 

“La afirmación de que han reproducido la variante CCR5 prevalente es una tergiversación flagrante de los datos reales y solo puede describirse por un término: una deliberada falsedad”, declaró Fyodor Urnov, un científico experto en edición del genoma de la Universidad de California, Berkeley, al MIT Technology Review. “El estudio muestra que el equipo de investigación no logró reproducir la variante CCR5 prevalente”, concluyó.

Si bien el equipo apuntó al gen correcto, no replicaron la variación Delta 32 requerida, sino que crearon nuevas ediciones cuyos efectos no están claros. Además, Crispr sigue siendo una herramienta imperfecta porque puede conducir a ediciones no deseadas, lo que hace que su uso en humanos sea muy controvertido.

Foto: Shutterstock.

Etiquetas