Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Evita que te duelan los ojos si estás todo el día en la computadora

Estar varias horas mirando la pantalla de tu computador ya es parte de la rutina de muchas personas. Es por esto que éste se ha vuelto un factor muy importante dentro del aumento de patologías, tanto reales como también mitos y afirmaciones que sólo son verdades a medias.

La función de nuestros queridos ojos, es filtrar, enfocar y tamizar la luz en su paso desde el exterior hasta nuestras retinas. Es ahí, donde las ondas de luz estimulan los conos y bastones que recogen la información y la transmiten al cerebro.

pantalla

Mientras estamos mirando la pantalla, otra parte del ojo, el cristalino, tiene la tarea de abultarse y formar un lente convergente, todo esto con la ayuda de un músculo muy pequeño llamado músculo ciliar, este proceso nos permite ver de forma más clara lo que tenemos delante de la pantalla.

¿Qué les ocurre a tus ojos mientras miras una pantalla?

Cuando estamos en reposo, el ojo mantiene el enfoque para ver desde lejos. Sin embargo, cuando estamos viendo una pantalla, el ojo hace un sobreesfuerzo mirando desde cerca, teniendo que mantener un enfoque desde muy cerca durante mucho tiempo. Esa sobrecarga que le das a tus ojos puede dar lugar a lo que se conoce como astenopia, o también conocida como la “fatiga del ojo”.

De acuerdo a explicaciones del oftalmólogo, Javier Gómez, “la astenopia acomodativa es consecuencia del esfuerzo continuado del ojo para enfocar de manera nítida lo que tenemos delante”. El especialista asegura que éste es un proceso muy similar al que ocurre cuando aparece la presbicia, la diferencia es que ese diagnóstico es producto de la edad.

chica-viendo-celular

Otro punto importante y que hay que aclarar según el doctor Gómez es cuando el ojo está enfocando durante mucho tiempo en algo fijo, la persona parpadea muy poco, eso provoca que la lágrima, que se preocupa de humedecer de manera natural el ojo, se distribuya de peor forma, provocando sequedad en el ojo.

ninos-fernte-a-la-tv.jpg_552074685

Varios estudios han confirmado que esa sequedad se produce en menor medida cuando miramos a la pantalla de un portátil que cuando miramos a un televisor o una pantalla que esté al altura de los ojos. Esto se debe al efecto que provoca la abertura parpebral, es decir, la porción de ojo que deja expuesta el párpado. Cuando miramos hacia abajo la superficie es mucho menor, se evapora menos lágrima de la superficie del ojo y la sequedad de ojo aparece después, o no aparece.

Por último, está la radiación, cuando estamos mirando la pantalla hay unos rayos provocados por una serie de emisores (LEDs, por ejemplo), que irradian la luz hasta nuestros ojos. Ésta es una fuente de luz directa hacia ellos. Eso provoca calor, y un calentamiento leve pero sensible en la superficie del ojo que puede acentuar los problemas con la sequedad del ojo.

“En la mayoría de ocasiones, los problemas ocasionados por las pantallas son una mezcla de ambos procesos, el esfuerzo continuo de acomodar el ojo y la sequedad ocular” señala Gómez.

Cómo tener una buena higiene visual

correct position of persons at the computer

1. Cuida la distancia con las pantallas

Mientras más cerca estemos de la pantalla más esfuerzo tiene que hacer el ojo para enfocar correctamente. El efecto se acentúa con las pantallas de los móviles o con los monitores muy grandes, como los de un iMac, por ejemplo. Ajustar la resolución y el tamaño en los mismos es una buena idea. Cuanto más lejos menos calor y radiación de la pantalla llega.

2. Iluminación ambiental

Cuando hay buena iluminación la pupila no está tan dilatada y en esas condiciones el músculo ciliar no hace tanto esfuerzo para acomodar el ojo” menciona el doctor Gómez. Ya sea con un televisor, con un ordenador o con un teléfono (es especialmente recomendable evitar ver la pantalla de un teléfono con la habitación totalmente a oscuras, como ocurre a menudo si lo consultamos desde la cama, por ejemplo), lo ideal es que haya una fuente de iluminación adicional. Nuestros ojos, genéticamente, están preparados para percibir la luz de manera indirecta, con la luz del sol que rebota en los objetos a nuestro alrededor y no con una fuente directa apuntando a chorro, como ocurre con una pantalla.

3. Recuerda parpadear

Al prestar atención a un objeto parpadeamos menos, mucho menos. De unas 15 veces por minuto de media a unas 5. Ocurre de manera natural e inconsciente, también en la lectura, por ejemplo. Pero cuando estamos viendo una película particularmente interesante, por ejemplo, o jugando a un juego muy emocionante, esa sensación se acentúa, provocando la sequedad de ojos y dolor de cabeza. Lo mejor es tomar descansos cada cierto tiempo, con 5 minutos basta, y recordar parpadear para humedecer el ojo.

4. Ajustar correctamente el brillo de la pantalla

“Cada vez veo a más gente que para ahorrar batería baja drásticamente el brillo de la pantalla” apunta el doctor Gómez “es un error, porque con tan poco brillo el ojo hace mucho más esfuerzo del que debería, provocando la fatiga. Y lo mismo al revés, con pantallas sobreiluminadas por la noche cuando deberían tener un brillo mucho menor”.

rojos

Como todavía los estudios no están 100% establecidos, te dejamos estos consejos para que te puedan ayudar y así disminuir el riesgo de daño en tus ojos.