Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Estuvo más de 3 meses en coma y su novia jamás imaginó cuáles serían sus primeras palabras

Kristopher Jones, un albañil oriundo de Liverpool, Inglaterra, cayó en coma en abril pasado, luego de que su intestino se diera vuelta y fuera tratado de urgencias en el hospital Arrowe Park.

“Estaba haciendo un trabajo con dos amigos y caí al suelo. Giraba, apretaba mi estómago y gritaba. Recuerdo haber escuchado cómo se cerraban las puertas de la ambulancia, pero eso es todo”, relató Kris.

El día del accidente, el hombre que había sufrido toda su vida del síndrome del colon irritable, sucumbió ante la septicemia originada en este órgano que se dio vuelta.

Ante esto, tuvo que someterse a varias operaciones para salvarle la vida, antes de que los médicos le indujeran el coma, con la esperanza de una lenta recuperación.

Kris en el hospital

En este proceso, Charlotte Pilling, de 21 años y novia de Kris, no lo dejó solo bajo ninguna circunstancia.

“Pensé que lo perdería. Todo lo que recuerdo de ese día es haberme sentado junto a su cama en el hospital y haber llorado y suplicado para que no se fuera, para que no me dejara”, relató Charlotte.

Ella es estudiante de turismo y madre. Jamás perdió la esperanza, pese a que los médicos le comentaron que se preparara para lo peor.

“Antes de su segunda operación nos dijeron que había una posibilidad de que muriera en pabellón. Luego de ella, nos aseguraron que era necesario ver qué pasaba con él hora a hora. Trata de ser fuerte, me decía a mí misma ‘él va a salir adelante, él no me dejaría’. El personal del hospital dijo que Kris era uno de los pacientes más enfermos en ese momento. Todo era incierto tras cada operación”, confesó la muchacha sobre el duro proceso que enfrentó.

Kris y Charlotte

Afortunadamente, todo salió mejor de lo esperado y tras tres meses, en los que Kristopher perdió más de 25 kilos, los doctores decidieron despertar al joven del coma.

Apenas se enteró que su novia estaba junto a él, el hombre dejó en claro que su amor superaba cualquier obstáculo y decidió lanzar la pregunta:

“¿Quieres casarte conmigo?”. A lo que ella, por supuesto, respondió que sí.

La pareja el día de su matrimonio

“Cuando escuché que Charlotte estuvo aquí conmigo cada día y que estuvo llorando, diciendo que no me fuera, simplemente supe que me tenía que casar con ella. Ella siempre ha sido mi soporte, pero el hecho de que haya pasado por todo ese dolor por mí, definitivamente es una razón para quedarme con ella por siempre”, aseguró el hombre.

Fue así que, luego de tres años de relación y una gran historia que contar, la pareja decidió dar el siguiente paso, uniéndose prontamente en matrimonio. ¿Qué te parece?