Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Estos niños se juntan a orar diariamente para que su padre llegue sano y salvo del trabajo

Sin lugar a dudas que la labor de un policía es difícil, arriesgan su vida para mantener el orden público y por momentos rozan la muerte.

Ese es el caso de Jordan Perkins quien reza una oración con sus hijos todos los días antes de comenzar su jornada de trabajo en la oficina del Sheriff del condado de Cleveland en Carolina del Norte.

Hace dos semanas, su esposa, Kelsie Perkins, tomó una foto de él orando con su hija de 3 años e hijo de 1 año, quienes se sentaron en su regazo, cerraron sus ojos y juntaron las manos en el interior del asiento delantero su auto patrulla.

Cuando Kelsie lo subió a su página de Facebook, el jefe de su marido lo vio y le pidió permiso para compartirlo. Desde entonces se ha compartido más de cinco mil veces.

993089_981040871965553_7850630996318698070_n

“Esto demuestra un lado humano, que los agentes tienen familias, como todo el mundo, que tienen que volver a casa… Somos igual que todos, con la diferencia que tenemos una placa y un arma”, aseguró el capitán Joel Shares, portavoz de la oficina del Sheriff.

Kelsie y su marido, que ha estado en la policía hace un año y medio, hacen hincapié en la importancia de la oración en su familia.

“Los niños no saben los peligros de su trabajo, pero es algo que hacemos, para que Dios lo ayude con las decisiones que tiene que hacer, para tener compasión de la gente que va a ayudar, cada vez que va a trabajar “.

officer-pray-today160401_87867a08f40a8668f78a9bb520ebc6bd.today-inline-large

La familia también ora antes de la cena y la hora de acostarse, y la pareja trata de destacar a sus hijos que las oraciones deben ser parte de la vida diaria y “no sólo cuando algo no va bien”.