Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Estos dos chicos descubrieron el secreto para entrar gratis a cualquier lugar

David Allegretti y Sean decidieron probar suerte con un interesante experimento y comprobar si podían entrar gratuitamente a cualquier lugar.

Entrar a lugares de forma gratuita no es tan difícil como parece. Solo basta fingir ser alguien importante. Usar un chaleco reflectante que tenga un aspecto oficial. Poner rostro natural y saludar normalmente. Después de eso, estás dentro. Así lo comprobaron David Allegretti y Sean, su colega, que hicieron un pequeño experimento social: quisieron saber hasta qué punto podían llegar solamente usando chalecos reflectantes y el resultado los sorprendió.

“Hay algo con los uniformes que proporciona una confianza casi ingenua. La gente se fía de los uniformes. La mayoría de nosotros obedecemos a gente que los lleva” dijo David.

Primero eligieron un lugar no tan ambicioso: el cine. Fue una parada fácil. Pudieron pasar sin problemas.

INTERIOR

La segunda meta era el zoológico, que se veía más complejo que el anterior. Pero resultó que el miedo estaba solo en sus cabezas: entrar gratuitamente al recinto fue pan comido.

INTERIOR 2

El tercer destino ya era más arriesgado. Quisieron probar suerte al entrar a un concierto de Coldplay. No fue tan sencilla como las demás experiencias pero, ¡finalmente funcionó!

INTERIOR 3

“Después de todo, esta experiencia demuestra que… Nunca lo sabrás si no lo intentas”.

Solamente gracias a los chalecos y a la ingenuidad de la gente, estos chicos pudieron entrar a tres sitios completamente gratis. “Supongo que si tuviera que extraer un consejo, sería este: hazte un chaleco de alta visibilidad; es todo lo que necesitas saber de la vida”, concluyó.

Fotos: David Allegretti

Fuente: Boredpanda

pixel