Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Estos afiches del SIDA de 1980 muestran la desesperada lucha por salvar vidas

En la década de los ’80, mientras jóvenes morían y los doctores buscaban respuestas, instiruciones de caridad, ONGs, activistas y gobiernos trataban de informar al público sobre este nuevo asesino: el SIDA.

sida1

Wellcome Library, Londres

Estos pósters, recolectados por Wellcome Trust, revelan los variados mensajes que atemorizaban a la población en esos años, derribando mitos y educando sobre esta nueva enfermedad. La inseguridad, desinformación e ignorancia frente al tema eran la tónica.

sida2

“Algunas personas piensan que puedes contagiarte de SIDA desde un vaso. No puedes.”

sida3

No te contagias SIDA desde una piscina pública.

Otros simplemente trataban de mostrar al SIDA como una enfermedad fatal para generar conciencia.

sida4

SIDA: ¡La condena a muerte! Previene el SIDA. Quédate con una pareja sexual.

Muchos llevaban un mensaje clave: usa el condón.

sida5

¡Protégete!

sida6

Amor verdadero.

sida7

Detén el SIDA.

sida8

¡Se bueno en la cama! Usa un condón

sida9

VIH – Haz lo correcto: Usa un condón

Algunos de estos afiches eran bastante explícitos, con el objetivo de llamar la atención hacia el sexo seguro.

sida11

sida12

sida13

Nunca olvidarás la sensación del sexo seguro.

Otras campañas se enfocaban en el uso de drogas y en el riesgo que suponía compartir jeringas.

sida14

El SIDA es mortal. ¡No compartas la aguja!

Otros afiches sugerían esterilizar las jeringas con cloro luego de usarlas (aunque todos sabemos que es mucho mejor no compartirlas).

sida15

En sus primeros años, muchas personas se contagiaron mediante transfusiones de sangre. A mediados de los ’80 los chequeos de las muestras se volvieron obligatorios.

sida16

No dejes que la muerte comience su cuenta regresiva. Asegúrate de que esté libre de SIDA.

Y para silenciar la ignorancia y los prejuicios, muchas voces se alzaron para aclarar que el SIDA puede atacarnos a todos, sin importar nuestro origen, nuestra orientación sexual, religión o raza.

sida17

El SIDA ataca a una sola raza. La raza humana.

Este diseño danés promovía la idea de que podías seguir pasándolo igual de bien pero de manera segura. “Vive salvaje. Cuídate”.

sida18

Incluso había lugar para promover el lavado de juguetes sexuales para prevenir contagios (aunque más tarde se descubrió que compartir juguetes sexuales podía provocar el contagio de Hepatitis C)…

sida19

… y de la masturbación en compañía.

sida20

Mastúrbate. No contraerás VIH por ser masturbado por otra persona. Fornicar está esparciendo el virus entre los hombres gay.

Pero siempre estaba la imagen que nos recordaba que el SIDA era una enfermedad que podía llevarte a la muerte.

sida21

También se promocionaba la toma de conciencia en la pareja, especialmente para las mujeres.

sida22

Mi novio me dio SIDA. Yo sólo me preocupé de no quedar embarazada.

Incluso algunas organizaciones promovían la abstinencia en mujeres.

sida23

Estoy esperando por un gran amante… y estoy dispuesta a esperar.

No se olvidaron de recordar a todos que CUALQUIERA puede tener el virus.

sida24

Ella tiene todos los signos de tener VIH.

Algunos afiches usaron a pacientes para concientizar. Este póster alemán muestra a un joven con lesiones en la piel, que muestran uno de los síntomas comunes de VIH: cáncer a la piel.

sida25

Otros se lo tomaban con un poco de humor…

sida26

Pero siempre prevaleció la idea de implantar un pensamiento solidario frente a una enfermedad llena de prejuicios.

sida27

Mi amigo con SIDA aún es mi amigo.

Incluso en países como Kenya se preocuparon de informar a la población a través de estos medios enfatizando en la familia.

sida28

Tu esposa y tus hijos te necesitan. Protege a tu familia. Usa condón cada vez que tengas sexo.

El mensaje estaba claro. Y hoy, en el Día Internacional del Sida, con 35 millones de muertes y 34 millones viviendo con el virus, este poster sigue vigente como un llamado de atención urgente.

sida29

Ignora el SIDA y enterrará al resto de ustedes.